Es muy posible que, de encontramos una roca en la Tierra como la que vemos en la imagen, pasara totalmente desapercibida para nosotros. No así en Marte. El objeto más extraño encontrado hasta la fecha por Curiosity pasará a ser analizado por el rover. Una roca de forma piramidal en el planeta rojo.

Bautizada por la NASA como Jake Matijevic en honor al ingeniero de la agencia que murió recientemente, el robot ya tiene un primer objetivo de análisis. Una roca de forma piramidal de 25 cm de alto y 40 cm de ancho en su base.

Un encuentro con este extraño objeto que los investigadores definen así:

>A medida que nos estamos acercando a una zona de un color muy claro, la cámara del rover nos muestra tipologías oscuras y ciertamente desconocidas. La menor diversidad es cada vez más evidente a medida que llegamos al enclave, lo que nos proporciona objetivos como éste para la investigación.

>No sabemos de dónde viene la forma de esta roca aún, tenemos que analizarla. La primera muestra que analizó el rover Spirit, bautizada como Adirondack, también tenía una forma similar.

Según la NASA el rover se tomará entre tres y cuatro días para analizar la composición de la roca. Lo hará a través de la ChemCam y su láser, tecnología que arrojará información sobre el material y dureza de la roca.

Y es que según cuenta John Grotzinger, jefe científico de Curiosity, es posible que esta forma piramidal se deba al viento en el planeta rojo. La segunda opción que se baraja es la de que perteneciera a un elemento aún más grande destruido en el tiempo.

La ChemCam ofrecerá nuevas pistas en los próximos días.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.