Tras el análisis durante dos días de la roca con forma piramidal, el rover ha hallado una serie de rocas que se habrían formado a partir de corrientes de agua. Una serie de objetos moldeados por arroyos o ríos que pasarían a ser la primera prueba sobre el terreno de presencia de agua en el planeta rojo.

Y es que anteriormente se tenían indicios o hipótesis pero nunca antes se habían podido estudiar objetos del planeta que hubieran sido transportados por agua. Las fotografías que ofrece Curiosity ahora serán analizadas, lo que arrojará información sobre la profundidad o velocidad a la que fluía el agua en la superficie del planeta rojo.

Según William Dietrich, uno de los investigadores principales de la misión:

>Hasta ahora se ha especulado mucho y se han lanzado múltiples hipótesis sobre los canales de Marte. Esta es la primera vez que realmente vemos piedras que fueron transportadas por agua en la superficie del planeta. Ya no estamos especulando sobre el tamaño de los sedimentos, sino que lo estamos observando directamente.

>Teniendo en cuenta el tamaño de las piedras, podemos interpretar que el agua se estaba moviendo a unos 0,9 metros por segundo con una profundidad que a una persona le llegaría al menos hasta los tobillos, quizás hasta la cadera.

Aunque los investigadores confirman que es muy difícil saber la edad exacta de las rocas o el momento en el que estos ríos o corrientes se encontraban en Marte, se cree que debían tener miles de millones de años.

Unos resultados históricos los encontrados en el interior del cráter Gale que ayudarán a los científicos a descifrar si en algún momento hubo vida en Marte tal y como la conocemos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.