Si ayer fue el FBI el que negaba la información aportada por el colectivo AntiSec, los cuales supuestamente habían filtrado hasta un millón de UDIDs de Apple tras la sustracción de un portátil de un agente del FBI, hoy es Apple la que responde. Los de Cupertino han emitido un comunicado oficial donde se desvinculan de cualquier intercambio de información de los usuarios con el FBI.

La nota de AntiSec que acompañaba al millón de UDIDs indicaba que tendrían en su poder hasta 12 millones de identificadores únicos de dispositivos de Apple. Una cantidad de información donde se incluían nombres de usuarios, direcciones e información personal sobre los mismos.

El nombre del supuesto archivo encontrado en el portátil del agente inducía a pensar que se trataba de la National Cyber Forensics and Training Alliance, una organización sin fines de lucro creada en 1997 por el FBI como forma de conducto entre la industria privada y las fuerzas del orden para ayudarles a intercambiar información y colaborar en los casos.

Desde hace unas horas Apple ha querido zanjar el tema explicando lo siguiente:

>El FBI no ha solicitado esta información de Apple, ni nosotros la hemos proporcionado al FBI o cualquier otra organización. Además, con iOS 6 se introdujo un nuevo conjunto de APIs para sustituir el uso de las UDIDs, con lo que pronto dejarán de utilizarse.

Sea como fuere, lo cierto es que la información aportada por AntiSec, las UDIDs filtradas, son reales tal y como atestiguan muchos usuarios al desarrollador Frederic Jacobs. Información que auque por sí misma no expone demasiada información sobre cada usuario, sí preocupa por la facilidad con la pudieron ser sustraidas.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.