Sally Ride fue la primera mujer estadounidense en viajar al espacio y la tercera del mundo. Tenía 32 años cuando despegó a bordo del transbordador espacial Challenger, corría el año 1983 y Ride se convirtió en un símbolo para muchas mujeres de su país. Durante años desarrolló una importante carrera como investigadora y divulgadora; y siempre defendió la importancia de la educación científica. Tras batallar durante 17 meses contra un cáncer de páncreas falleció el pasado lunes en su casa de La Jolla (California), tenía 61 años.

Según palabras del administrador de la NASA, Charles Bolden:

Sally Ride rompió barreras con gracia y profesionalidad- y literalmente cambió la cara del programa espacial de América. La nación ha perdido a uno de sus mejores líderes, maestras y exploradoras

Las misiones y su influencia

147 horas, ese fue el tiempo que duró la primera misión espacial de Ride, sirvió para realizar diversos trabajos en satélites y otros aparatos. Un año más tarde volvería al espacio en su segunda misión de nuevo a bordo del Challenger. Entre estas dos misiones sumó casi 350 horas en situación de ingravidez. Nunca volvió al espacio, mientras se preparaba para una tercera misión el Challenger sufrió un desastroso accidente, en aquella devastadora explosión murieron siete de sus compañeros, una pérdida que la marcó profundamente. Ride se volcó en la investigación del accidente. Un año más tarde, en 1987, abandonó la NASA y se centró en la investigación y en el mundo académico.

En 2001 fundó su propia empresa la Sally Ride Science dedicada a la divulgación tecnológica, científica y matemática entre los más jóvenes, en especial entre las chicas. La empresa destacó en un comunicado su compromiso con el trabajo y su pasión por el ámbito educativo:

[…] inspirar a los jóvenes, especialmente a ellas, para que mantengan su interés por la ciencia, lo conviertan en un conocimiento científico y exploren carreras vinculadas a la ciencia y la ingeniería.

La administradora adjunta de la NASA, Lori Garver, reconocía que Sally Ride fue un modelo tanto personal como profesional para ella y para miles de mujeres alrededor del mundo.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha expresado su pésame a la familia ante tan terrible pérdida, y ha calificado a esta mujer como:

[...] una heroína nacional y un gran modelo que inspiró a generaciones de chicas jóvenes para alcanzar las estrellas [...] La vida de Sally nos mostró que no hay límites en lo que podemos lograr y no tengo dudas de que su legado se extenderá en los años venideros.

No fue la primera

Con motivo del veinticinco aniversario de su primera misión espacial Ride explicó en una entrevista la importancia de aquel momento:

El hecho de que fuera la primera estadounidense que fue al espacio conllevó enormes expectativas durante mucho tiempo. En aquel momento no lo pensé mucho pero llegué a apreciar el honor que supuso ser elegida.

Sally Ride nació en 1951 en California, se graduó en Física e Inglés en la Universidad de Stanford. Tras ver un anuncio en un periódico estudiantil presentó la solicitud para ser astronauta de la NASA en 1977. Era la primera vez que la agencia espacial permitía que civiles y mujeres se presentasen al puesto, recibieron ocho mil candidaturas y de ahí seleccionaron a 35 personas, una de ellas fue Ride.

Aunque fue la primera mujer estadounidense en viajar al espacio no fue la primera mujer en el espacio, ese honor le corresponde a la rusa Valentina Tereshkova, quien despegó a bordo de un cohete Vostk 6 rumbo a las estrellas el 16 de junio de 1963, veinte años antes que Sally Ride.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.