Hace poco más de un año que Google lanzó su proyecto más social, Google+. Esta red social, que impregna todos los productos de Google y actúa como nexo integrador de su cartera de servicios, tuvo un arranque muy prometedor y captó rápidamente el interés de los usuarios (sobre todo en esos primeros días de beta cerrada) pero conforme fue pasando el tiempo, el interés comenzó a decaer por la lentitud en el despliegue de nuevos servicios. Si bien Google ha ido mejorando las funcionalidades de Google+ (primero con los juegos, mejorando la integración con otros servicios, abriendo los *hangouts*, desplegando las páginas de empresas o publicando algunas APIs), uno de los grandes problemas, bajo mi punto de vista, es que cara a aplicaciones de terceros Google+ es un mundo algo aislado.

paginas empresas google+

Parece que Google, por fin, ha comenzado a tener consciencia del *gap* que tenía esta red social y en noviembre del año pasado arrancó una beta con varias compañías para probar un API que permitiese gestionar las páginas de empresas con algunas de las herramientas más utilizadas entre los profesionales del ramo (como pueda ser HootSuite) y, según se ha anunciado, como no, a través de Google+, la beta parece ampliarse en busca de más empresas interesadas en gestionar desde aplicaciones sus páginas.

¿Por qué es importante este movimiento? Aunque Google siempre comente que su red social tiene 250 millones de usuarios registrados, realmente, el dato siempre anda algo inflado puesto que por el mero hecho de ser usuarios de Google también lo somos de Google+ (dentro de esta política integral en la que Google ve todos sus servicios como un «todo») y, lógicamente, el número de usuarios activos es bastante menor. Si bien es un dato que Google no suele dar, creo que podemos hacernos una idea de la actividad si comparamos el número de usuarios registrados (250 millones de usuarios) con el número de seguidores de la página de empresas con mayor número de adeptos (ESPN con 1,7 millones de fans).

La falta de actividad en Google+, y con esto no quiero decir que sea un «pueblo fantasma» sino que su actividad es mucho menor que redes como Twitter o Facebook, es un resultado directo de la política de aislamiento del propio Google. No permitir la actualización de nuestro estado, por ejemplo, mediante aplicaciones de terceros como HootSuite, TweetDeck o Buffer, bajo mi punto de vista, es un error que frena la circulación de contenidos en esta red social y, básicamente, la cierra a publicaciones realizadas expresamente o a través del botón +1 (que afortunadamente para Google+ cada vez está más extendido en uso).

En esta tímida apertura, Google+ pone el foco en las empresas y en los profesionales de la gestión de comunidades online puesto que permitirá a las empresas gestionar sus páginas con herramientas de gestión centralizadas (facilitando una gestión integral de todos sus perfiles y páginas en otras redes). Facilitando la actividad de las empresas, no es nada descabellado pensar que comience a generarse actividad alrededor de los contenidos publicados, activar a la comunidad e intentar fidelizarlos pero, aún así, el usuario también necesita facilidad en el acceso a los contenidos y poder publicar nuevos.

Aunque Google actualiza con bastante frecuencia los clientes de Google+ para iOS y Android, se echan en falta más canales de entrada a esta red social si, realmente, quiere encontrar una posición fuerte en el mercado y convertirse en un canal con el que Google pueda obtener ingresos (como vehículo publicitario, por ejemplo).

Por ahora, bajo mi punto de vista, Google+ necesita coger impulso si no quiere terminar dentro de esas purgas de servicios que Google cierra de vez en cuando.

También en Hipertextual:

La actualidad tecnológica y científica en 2 minutos

Recibe todas las mañanas en tu email nuestra newsletter. Una guía para entender en dos minutos las claves de lo realmente importante en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando...
¡Listo! Ya estás suscrito

Participa en la conversación

22 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario