Panasonic acaba de renovar gran parte de su gama Lumix con nuevos modelos que van desde pequeñas compactas con conexión WiFi y posibilidad de controlarse desde un smartphone a modelos superiores como la G5, una micro cuatro tercios con buen rendimiento y modos creativos bastante interesantes pasando por otros con una apertura de 1.4 como la LX7. En Gizmología y en ALTFoto han hecho una cobertura total con todas las novedades presentadas.

En Hipertextual tuvimos la posibilidad de asistir a Budapest, donde la compañía introdujo los nuevos modelos, y conseguir de primera mano algunas impresiones sobre los mismos.

Lumix G5

Una cámara de gama alta, microcuatro tercios que llega con un sensor renovado de 16 Megapíxeles Live MOS y que se complementa con el también nuevo procesador de imagen Venus Engine FHD VIII. La Lumix G5 tiene un tamaño adecuado, un agarre bastante ergonómico y con un comportamiento a nivel de ruido con ISOs altos bastante bueno. Viene con un objetivo de 14-42 mm de serie aunque se une a la familia de 17 objetivos que dispone la firma para su línea de micro cuatro tercios, dos de los cuales, el Lumix G X Vario 12-35mm y el Lumix G Vario 45-150mm fueron presentados también junto con ella.

La velocidad de obturación varía entre los 6 y los 20 fotogramas por segundo dependiendo de la calidad de la imagen y se acompaña de una buena respuesta con el autoenfoque, que funciona con un sistema propio de Panasonic bastante acertado y la grabación de vídeo a 1080p a 50fps (En formato AVCHD) o a 25 fps (en formato MP4). En la parte superior monta un micrófono estéreo que también nos ha dado muy buenas sensaciones.

Incorpora también algunas novedades como la posibilidad de enfocar mientras miramos por el visor electrónico (que también se ha mejorado bastante) utilizando la pantalla táctil LCD de tres pulgadas. Es de las primeras microcuatro tercios en incluir también un disparador electrónico complementario al analógico que puede ser de utilidad al tomar fotografía en entornos que requieran silencio.

Todavía no sabemos el precio de venta (que oscilará muy probablemente entre los 900 y 1100 euros) pero que se pondrá a la venta el próximo mes de septiembre. Una cámara bastante versátil a un precio competitivo a la que quizá le echamos en falta un poco más de agilidad a la hora de moverse entre los menús y el menú iA automático marca de la casa que en ocasiones no aporta los resultados que desearíamos.

Lumix LX7

La LX7 destaca por tener una apertura de 1.4 en una compacta (aunque le echamos de menos la conectividad WiFi que si tiene la EX2F de su competidor, Samsung. Incorpora un selector de apertura en el propio objetivo, un Leica DC Vario-Summilux 24mm f/1.4-2.3, muy á la Leica así como de la relación de aspecto y el tipo de enfoque. Buena sucesora de la LX5 que ya había dejado el listón bastante alto, destaca sobre todo por mejorar la agilidad a la hora de ajustar los diversos parámetros y por tener un cuerpo muy robusto y bien construido.

La pantalla LCD es de 3 pulgadas y con una buena resolución, la grabación de vídeo es a 1080p 50fps en AVCHD progresivo y en MP4 como formatos. Incorpora ademas una serie de modos creativos para exprimir al máximo cada situación en la que nos encontramos y la posibilidad de realizar un Timelapses con un intervalómetro incorporado. Para que no nos abrumemos con el exceso de luz al utilizar un objetivo tan luminoso también monta un filtro de densidad neutra que se activa con un pequeño mando en la parte posterior.

Se pondrá a la venta en septiembre a aproximadamente el mismo precio que la LX5, entorno a los $400-450 dólares. Una compacta para los que busquen funcionalidades avanzadas en un cuerpo bien construido, con mucha calidad y muy sencilla y ágil de manejar, se pueden conseguir bokehs muy atractivo, aunque le ponemos como tarea pendiente el cada vez más ineludible WiFi.

Lumix FZ200

Es la apuesta de Lumix por un modelo bridge que recorra la trayectoria desde gran angular a teleobjetivo con un zoom de 24x (25-600 mm equivalentes) que alardea de mantener una apertura de 2.8 en toda su longitud focal. Se une a un sensor de 12 Megapíxeles y al procesado de imagen Venus para traer una cámara bastante manejable pero muy versátil en cuestiones de zoom y usabilidad. La sensbilidad llega hasta los 6400 ISO y la grabación de vídeo es en Full HD 1080p a 50fps en ACHD y MP4.

En la FZ200 falla un tanto el visor electrónico, al que no han puesto tanto mimo ni funciona tan bien como el de la G5, pero que se complementa con la pantalla de 3 pulgadas a la que de nuevo le echamos en falta capacidades táctiles, teniendo en cuenta sobre todo el perfil de cámara. No le faltan, eso sí, un estabilizador bastante decente y el sistema de autofocus que destaca en la G5 y que aquí se siente aún más rápido.

SZ5

La SZ5 incorpora a nivel de conectividad lo que le echamos en falta a la LX7, una cámara con prestaciones y aspiraciones más modestas, 14 Megapíxeles y grabación a 720p pero que lo compensa con una tecnología Live View para poder conectar el smartphone. Aunque de nuevo desconocemos el precio también estará disponible en Septiembre.

En Gizmología y ALTFoto puede consultarse información avanzada sobre cada una de las cámaras así como de los nuevos objetivos presentados para todas las micro cuatro tercios de Panasonic.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.