El pasado 27 de mayo la cadena Showcase estrenó Continuum, serie de ciencia-ficción con viajes en el tiempo incluidos de la que ya hablamos hace tiempo en esta web. La primera temporada constará de diez capítulos, hasta el momento se han emitido cinco. El sexto episodio, Time’s Up, se verá el próximo ocho de julio.

El estreno fue seguido por novecientos mil espectadores, unos datos asombrosos para Showcase, el segundo episodio bajó hasta los 670.000. Este tipo de bajadas en la audiencia son normales; no obstante las cifras siguieron hundiéndose y el cuarto capítulo apenas reunió a 389.000 espectadores. Si sigue perdiendo audiencia a este ritmo se despedirá con unos datos muy pobres, tanto que la cadena terminará por cancelarla.

Ya veremos que sucede, mientras, teniendo en cuenta que no encontramos en el ecuador de la temporada, vamos a comentar lo que está dando de si la Continuum.

Del 2077 al 2012

El argumento de la serie tiene su punto de partida en el año 2077. Kiera Cameron (Rachel Nichols) es una Protectora (policía) de Vancouver. En ese futuro las corporaciones gobiernan el mundo después del colapso del sistema político, la inutilidad del mismo sirvió para que las grandes empresas se hiciesen con el control total y absoluto. Dentro de ese sistema, en apariencia perfecto pero que irá revelando sus imperfecciones a medida que avance la serie, hay un grupo terrorista que ansía restaurar los valores democráticos. En el piloto vemos como el grupo vuela por los aires el lugar de reunión de varios líderes empresariales, sin embargo en dicha acción mueren miles de inocentes, y el grupo, una vez capturado, es condenado a muerte.

Durante la ejecución, Kiera es asignada como vigilante pero todo sale mal y los terroristas logran escapar mediante un dispositivo que los traslada al pasado, concretamente al año 2012. Kiera al intentar detenerlos también retrocede en el tiempo. Mientras el grupo intenta iniciar una guerra que lo cambiará todo en el futuro, ella procurará evitarlo a toda costa. La Protectora consigue infiltrarse en la policía de Vancouver, ayudada por el detective Carlos Fonnegra (Victor Webster) buscará a los futuros terroristas en nuestra época. Además contará con la inestimable ayuda de Alec Sadler (Erik Knudsen) un joven genio que está diseñando la tecnología que Kiera usará en el 2077 para realizar su trabajo.

Lo que nos queda es una policía del futuro atrapada en nuestra época que cuenta con algo de tecnología de vanguardia para su trabajo y un chaval – sin vida propia – que está disponible las 24 horas. Ella deberá encargarse de unos terroristas altamente peligrosos y muy motivados que planean iniciar una guerra para que el futuro del que vienen no llegue a cumplirse.

Todo es mejorable

El planteamiento es interesante, la acción entretenida y los efectos, si tenemos en cuenta el presupuesto, están bastante logrados pero hay ciertos problemas que deberían corregirse y cosas que se pueden mejorar.

Uno de los problemas que le veo a Continuum es la falta de carisma de sus personajes, incluso hay varios de ellos especialmente desagradables y cansinos. Otros simplemente no acaban de funcionar, y por desgracia Kiera y Carlos carecen de la química necesaria como para resultar creíbles.

Otro de los fallos es el futuro, me gustaría ver más de ese futuro distópico pero menos a la familia de Kiera. Esos momentos plagados de sentimentalismo barato son tan aburridos como prescindibles; dadme más Protectores en acción, más acciones terroristas y menos niños pidiendo ser arropados por mamá.

También espero que de cara a la segunda parte de la temporada las fronteras entre buenos y malos se vuelvan cada vez más finas. Aquí tenemos a unos terroristas luchando por la democracia y a una Protectora amparando la falta de libertades individuales y el gobierno dictatorial de las grandes corporaciones empresariales, así que Continuum debería moverse por una amplia zona gris, pero hasta ahora casi todo ha sido blanco o negro. Sin embargo en el capítulo cuarto hemos visto un atisbo de los problemas morales a los que debe enfrentarse Kiera ya que deja escapar a una asesina porque en el futuro hará un gran descubrimiento que cambiará el mundo.

Puntos a favor

En el apartado de aciertos debo decir que me gusta el uso de la tecnología del futuro, los implantes cerebrales de Kiera, su traje biónico que la ha salvado en más de una ocasión, su conexión constante con Alec, el dispositivo de almacenamiento de memoria… todos estas maravillas técnicas hacen que los enfrentamientos entre los terroristas y Kiera sean mucho más interesantes y animados. A esto debo añadir que la relación entre Alec y Kiera está muy bien trabajada y que el joven, interpretado por Erik Knudsen en nuestro presente y por William B. Davies en el futuro, puede dar mucho juego a nivel tramas porque su padrastro y su hermanastro parecen estar relacionados con algún grupo que lucha contra las empresas y los avances tecnológicos. ¿Serán el germen del futuro grupo terrrorista?


Continuum es una serie a la que veo potencial, que podría ser tan buena y disfrutable como Warehouse 13 o Eureka, es decir, un producto entretenido, diseñado para disfrutar. Ojalá exploten mejor el procedimental con casos algo más elaborados y jueguen con la ambigüedad moral de los personajes. Así que por ahora la serie se deja ver, un producto pasable. Seguiré esperando a que explote mejor sus armas, tal vez nunca lo haga y desaparezca de las pantallas. A pesar de todo yo no la doy por perdida, nunca se sabe lo que puede pasar.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.