Hace 9 meses, el equipo del Laboratorio Nacional Gran Sasso en Italia conmocionó a medio mundo al afirmar que los neutrinos podían viajar más rápido que la velocidad de luz, una afirmación que chocaba con la Teoría de la Relatividad de Einstein. Ante este hecho, antes de enunciar cualquier tipo de postulado, el método científico exigía que el experimento volviese a repetirse y fue ahí cuando empezaron a surgir las primeras dudas cuando, en el mes de febrero, ya se empezó a entrever que la medida realizada por el equipo de Gran Sasso podía ser incorrecta por culpa de un cable suelto en uno de los equipos de medida. Hoy, durante el 25º Congreso Internacional sobre Física de Neutrinos y Astrofísica celebrado en Kioto, el Director de Investigación del CERN ha confirmado que el experimento realizado en Gran Sasso hace 9 meses era incorrecto y que, por tanto, los neutrinos no viajan más rápido que la velocidad de la luz.

Desde que se anunció hace casi 4 meses que podían existir errores en los equipos de medida y, por tanto, en el protocolo el experimento, ésta era una de las posibles conclusiones de todo este lío y, al final, ha resultado ser la explicación de esta anomalía. El encargado de realizar el anuncio ha sido el Director de Investigación del CERN, Sergio Bertolucci, que ha explicado que la anomalía ha permitido mostrar al mundo cómo funciona el método científico y verlo en funcionamiento:

Aunque los resultados no son tan sorprendentes como nos hubiera gustado, en el fondo era algo que muchos esperábamos. [...] Se ha escrutado un resultado inesperado, se ha investigado a fondo y se ha resuelto gracias a la colaboración entre centros de investigación que normalmente compiten entre sí. Así es como avanza la ciencia.

Si recordamos el asunto, en el mes de septiembre, se realizó un experimento entre el CERN (situado cerca de Ginebra, Suiza)) y el Laboratorio Gran Sasso (en Italia) en el que enviaron un haz de neutrinos en un trayecto de 732 kilómetros que recorrieron, según los equipos de medida, en 0,0024 segundos. El tiempo medido fue lo que hizo saltar las alarmas puesto que, según los cálculos teóricos, los neutrinos tendrían que haber tardado 0,00000006 segundos más en hacer el trayecto, por tanto, ante esos resultados parecía que los neutrinos viajaban más rápido que la velocidad de la luz.

Al final, la revisión del protocolo y la repetición del experimento ha puesto sobre la mesa un error en la instrumentación y, por tanto, el final de esta historia. Es curioso que cuando se conocieron hace 9 meses estos resultados, la noticia dio la vuelta al mundo y se habló de ella en muchas publicaciones y noticiarios, sin embargo la corrección, frente al revuelo inicial generado, está siendo bastante discreta.

👇 Más en Hipertextual