Circula en Facebook una invitación del movimiento **#YoSoy132** para pegarle a las televisoras donde más les duele: en el rating. Se trata de un llamado a **no sintonizar las señales de TV Azteca y Televisa** durante este fin de semana (sábado 26 y domingo 27). No es la primera vez que se gesta un boicot similar; basta recordar que el 30 de abril del año pasado se realizó [el #ApagónTelevisa](http://alt1040.com/2010/04/apagontelevisa-o-como-twitter-planta-cara-a-las-televisoras) como respuesta a unas declaraciones de Adela Micha y Joaquín López Dóriga en «Tercer Grado», [con resultados poco alentadores](http://alt1040.com/2010/05/seis-lecciones-a-aprender-sobre-el-apagontelevisa).

Aunque el blanco de la protesta es el mismo, las diferencias son notorias: #YoSoy132 es, probablemente, el movimiento emanado de redes sociales que **mayor movilización social** ha tenido en los últimos años -con una tenue comparación, quizá, con el caso de #InternetNecesario-. El miércoles pasado, se contabilizaron [por lo menos 15 mil personas](http://alt1040.com/2012/05/marcha-yosoy132) en la concentración de Estela de Luz (sin contar otros miles en diferentes ciudades). Si atendemos a los números conjuntos de Distrito Federal (15 mil), Monterrey (5 mil), Guadalajara (3 mil) y Puebla (3 mil) -cuatro de las ciudades más grandes del país-, estimamos **cuando menos 26 mil asistentes**. A eso, sumemos las aportaciones de las demostraciones en Oaxaca, Mérida, Saltillo, Tijuana, León y otros puntos que aportaron algunos cientos (o miles) más a la causa.

A esto, hay que sumarle **el respaldo social** con el que cuenta #YoSoy132, un apoyo popular que no tuvo #ApagonTelevisa en su momento. El movimiento tiene un «cheque en blanco» en sus manos. Por esa razón, es importante que comience a existir **una definición de objetivos**. El politólogo Genaro Lozano lo explica atinadamente en su texto [«¿Qué puede aprender #YoSoy132 de otros movimientos en el mundo»](http://mexico.cnn.com/opinion/2012/05/24/opinion-que-puede-aprender-yosoy132-de-otros-movimientos-en-el-mundo)

>El #Yosoy132 sí tiene que **dejar en claro qué busca, y tiene que hacerlo cuanto antes.** Si es la democratización de los medios de comunicación, bien podrían tratar de aterrizar mejor esto (…) Los medios de comunicación privados son empresas, algunos con agendas propias, unos más unos menos, y con diferencias enormes en cómo informan: unos lo hacen de forma independiente, otros lo hacen a modo de propaganda pagada y disfrazada de información. Aquí me parece que los jóvenes del #YoSoy132 deberían exigir que los medios de comunicación privados (no los públicos) **salgan del clóset** como lo hacen en Estados Unidos cuando anuncian públicamente que apoyan a un candidato presidencial, a una candidata a gobernadora o candidaturas específicas al Congreso. Esto es algo concreto y creo que deseable.

Desde mi perspectiva, el llamado al boicot aporta poco. Ya tienen la atención y el respaldo público. Ya no tiene caso otra declaración de principios que sólo dice lo mismo. Que están en contra de la manipulación mediática, lo entendemos y lo apoyamos. Han llegado a una fase en la que ya no alcanza la catarsis. Por esa razón, a mí me resulta más interesante **el llamado a la primera asamblea universitaria** el miércoles 30 de mayo a las 12:00 horas, en la UNAM. Porque ahí pueden hallar una diferenciación; en primera instancia, de ser calificados como un movimiento anti-Peña Nieto o pro-López Obrador (que van juntos pero no revueltos) y dejar en claro que su objetivo sigue intacto: **la democratización de los medios.**

Lozano apunta que una demanda concreta debería ser obligar a que los medios dejen claro si tienen una postura política. Yo me permito señalar otra área de oportunidad: **apelar a la descentralización mediática**. No sólo es que TV Azteca y Televisa mejoren la calidad de sus contenidos: se trata de crear condiciones para abrir más espacios independientes. El problema de la manipulación no es exclusivo de las televisoras, sino también de radiodifusoras, prensa escrita y sitios en Internet. La raíz es que estos medios (sin importar su plataforma) establecen un poder de facto al servicio de quien pueda pagarlo. **Democratizar el acceso, pero también la creación**. Ahí tenemos otro buen punto de partida. No sé ustedes, pero a mí me parece un poco más útil a largo plazo que apagar la televisión por un fin de semana.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.