El departamento de Ciencias Informáticas de la Universidad de Cornell ha desarrollado una técnica que permite modelar en 3D prendas tejidas, que al tresdeimprimirse simulan a la perfección la flexibilidad y elasticidad que ofrece el estambre.

La investigación titulada Mallas de punto para modelar prendas tejidas con el nivel de detalle del estambre pretende ofrecer una técnica más práctica para simular superficies tejidas:

Comenzamos con un polígono que representa una superficie tejida de gran escala. Utilizando la malla como inicio, nuestra herramienta de modelado interactivo produce una malla más fina que representa la formación de los puntos en la prenda, lo cual llamamos la emph{stitch mesh}. Al manipular esta malla y asignando a cada punto un estilo en cada de las caras (del modelo), el usuario puede replicar una variedad de estilos tejidos.

Básicamente se puede aplicar un punto en diferentes áreas de un modelo y al finalizarse el diseño, el programa calcula la "relajación" del tejido para poder reproducir la flexibilidad del material al imprimirse en 3D.

Las imágenes superiores muestran puntos creados a partir de estambre y las inferiores los modelados e impresos en 3D:

Definitivamente esta técnica será de gran utilidad para la producción en gran escala o bien, masiva, de superficies o prendas. Pero la realidad es que ya existen máquinas industriales de tejido e incluso tejedoras caseras electrónicas -- lo interesante es imaginar cómo es que esta técnica beneficiará a la abuelita promedio del siglo XXI.

Como tejedora y también entusiasta de la fabricación digital, me parece que uno de los retos más interesantes de tejer es la posibilidad de crear superficies con texturas complejas a partir de estambre y un gancho. Sí, crear, requiere tiempo y concentración, pero es un poco el punto de tejer. El estambre es un material completamente inteligente en el sentido de que es 100% manipulable, de modo que los errores se pueden arreglar fácilmente y producir desde cero un tejido perfecto, no es una cuestión de que una computadora calcule algoritmos.

Creo que este tipo de herramientas son más útiles si se utilizan como soporte y se combinan. Es decir, mezclando materiales y técnicas tradicionales con técnicas más automatizadas. Imagino, por ejemplo, tresdeimprimir en un Makerbot solo las áreas que unen las diferentes partes de un sweter, o bien, imprimir únicamente detalles que podrían añadirse en ciertas áreas de una prenda.

Por otro lado, simplemente es una locura imprimir tus tejidos con filamento de plástico, que es el material que utilizan la mayoría de impresoras 3D caseras, pero también las industriales.

De cualquier forma, las posibilidades de emph{stitch mesh} están aún por ser definidas por los usuarios y el mundo de la moda, pero sin duda, es una importante adición a la increíble innovación que sucede en el ámbito textil gracias a las tecnologías 3D.