La noticia en el día de ayer fue un duro golpe a la libertad de expresión en el país. Un concurso sobre caricaturas de Mahoma terminó con el bloqueo temporal de Twitter en Pakistán. Un mensaje, una amenaza o una llamada a navegantes, el caso es que el gobierno utilizó la censura como medida de atención en la red. Hoy, doce horas después, Twitter vuelve a estar activo para todos los usuarios del país.

La historia comenzaría con el inicio de un concurso donde se le pedía a los artistas que dibujasen caricaturas de Mahoma. Aparentemente ofendidos por la naturaleza del certamen e incómodos por cómo se pudiera presentar a la figura sagrada, las autoridades de Telecomunicaciones del país decidieron cortar Twitter a toda la nación.

Al parecer el gobierno paquistaní se puso en contacto primero con Facebook. A la red social le pidieron que eliminara los mensajes que hacían referencia al concurso y Facebook cumplió con la petición de censura.

Luego informaron a Twitter indicándoles lo mismo. Twitter se negó a censurar los mensajes que hacían referencia al certamen, momento en el que Pakistán decidió bloquear la red.

Según el gobierno, la medida se adoptó debido a que:

Existen contenidos blasfemos e incendiarios. Acabamos de notificar la directiva a los proveedores de servicios. No podemos decir por cuánto tiempo estará bloqueada la página. Twitter rechazó nuestra petición.

La respuesta de Twitter al bloqueo fue el siguiente mensaje:

No podemos impedir que cualquier individuo haga cualquier cosa de esta naturaleza en la web.

Doce horas después del bloqueo, Twitter vuelve a estar activo para todo el país. Aún así, extraña el mensaje que ha lanzado el portavoz de las autoridades de Telecomunicaciones:

Parece que esas imágenes han sido retiradas, así que el Ministerio de Tecnologías ha dado su visto bueno para reabrir el servicio.

Sea como fuere, ayer fue un día triste para libertad de expresión en el país. No es la primera vez que ocurre. Los ciudadanos en el país han visto en los últimos meses como se bloqueaba temporalmente el acceso a Facebook o YouTube por situaciones parecidas.