Enterprise C USS

La USS Enterprise es la nave insignia de la Flota Estelar de la Federación Unida de Planetas, es decir, la nave más conocida del universo Star Trek. El USS Enterprise, si seguimos la cronología de Star Trek, no será construido hasta el año 2245, es decir, aún nos quedan algunos años para poder ver a esta nave viajar por el espacio; sin embargo, un ingeniero cree que no es necesario esperar tanto tiempo y ve viable construir una nave como la Enterprise en un plazo de 20 años y, de hecho, se encuentra realizando el plan de proyecto y los diseños de la misma.

La idea se está materializando en una página web llamada Build The Enterprise donde podremos ver todo el plan de proyecto de esta idea tan singular y que abarca diseños, financiación, un cronograma con las fases del proyecto (que tiene estimado unos 11 años de construcción), vídeos con simulaciones, etc. El objetivo es construir la nave con tecnologías del presente y las que estén por llegar en los próximos 20 años y, la verdad, el proyecto parece que se lo están tomando bastante en serio si atendemos al nivel de detalle de algunos aspectos descritos en la web.

Tenemos a nuestro alcance tecnología que podría permitirnos construir la primera generación de la nave conocida como la USS Enterprise y eso es lo que vamos a hacer

Este proyecto arrancó esta misma semana y su autor espera que la primera generación de su Enterprise real será capaz de alcanzar el planeta Marte en apenas 90 días y la Luna en tres, por lo que podría ser utilizada para transportar sondas de exploración y material en un tiempo récord. ¿Y a quién se le ha ocurrido todo esto? La verdad es que no conocemos muchos detalles sobre el autor de este proyecto más allá de los pocos y ofuscados datos que ofrece en su biografía. BTE Dan, que es como se hace llamar, es un ingeniero de sistemas con más de 30 años de experiencia trabajando en una compañía que está dentro de la lista Fortune 500, es decir, las 500 mayores empresas estadounidenses (y es de suponer que tendrá cierta vinculación al mundo de la aeronáutica).

¿Y cómo se desplazará esta nave? Según el diseño, la nave se valdrá de un motor de propulsión iónica que estará alimentado por un reactor nuclear de 1,5 GW de potencia que dotará a la nave de una aceleración constante para que ésta pueda desplazarse. Adicionalmente, otros tres reactores nucleares servirían para alimentar el resto de sistemas de la nave. Según los planes, cada 30 años se podría construir una nueva generación de esta nave, asumiendo este período como el tiempo de espera suficiente como para aunar nuevas tecnologías que puedan ofrecer un gran salto tecnológico a esta nave que, además, actuará como estación espacial, puerto de atraque para otras naves y será capaz de albergar a más de un millar tripulantes y pasajeros.

Una locura genial que, desde luego, no habrá que perder de vista.