Como ya les contamos hace unas semanas, Julian Assange ha iniciado un programa de televisión de transmisión semanal llamado The World Tomorrow donde entrevista a diferentes personalidades muy conocidas del mundo de la política, de la economía y que, en general, influyen fuertemente sobre el pasado y el futuro de nuestra sociedad.

Esta semana ha entrevistado a Rafael Correa, presidente de Ecuador. Independientemente de que estés de acuerdo o no con las acciones y los procedimientos de Assange, e independientemente de que estés de acuerdo o no con las ideas políticas de Correa, el encuentro es interesantísimo. Alejado de la presión de los medios de comunicación tradicionales (pues Correa los aborrece, aunque su gabinete de comunicación ha cultivado algunos con tintes propagandísticos a su favor), es posible escucharlo explicando cosas coherentes, desarrollar sus ideas e inclusive recordar muchos de los argumentos que muestran que no es solo un populista paranóico.