El terremoto que hizo temblar Japón tuvo como consecuencia, además del tsunami, cortes en las comunicaciones y que medio mundo fijase la mirada en la central nuclear de Fukushima. Es lógico que este suceso haya marcado a muchas empresas y habitantes del país, la verdad es que no es para menos, y con la idea de estar mejor preparados por si volviese a ocurrir un suceso similar algunas empresas están poniendo en práctica algunas iniciativas que minimicen el impacto. Una de las empresas que está trabajando en este sentido es SoftBank, el tercer operador de telefonía móvil del país, que además de preparar una red de estaciones base de telefonía móvil montadas en globos también está desarrollando un smartphone Android que lleve incorporado un dosímetro para medir la radiación.

Espero que las madres se sientan más seguras usando este smartphone. [...] Por primera vez en el mundo un móvil es capaz de medir radiación

Esas fueron las palabras del CEO de este operador al presentar esta idea que se lanzaría al mercado este mismo verano y con la que dotarían a los ciudadanos de un medidor de radiación portátil, algo que tendría como objetivo calmar (o quizás alarmar más) a la población que vive en la costa oriental de Japón.

El Pantone 5 107SH, que es como se llama este teléfono, está siendo desarrollado por Sharp y es un terminal basado en Android, resistente al agua y con un botón específico para activar el medidor de radiación que, además, enviará los datos registrados a una aplicación hospedada por el propio operador. La idea es que Softbank genere una especie de mapa con las mediciones (y la geolocalización del smartphone) que muestren al usuario el itinerario seguido y la contaminación registrada (si es que existe) con la idea de tranquilizar al usuario.

¿Y para qué lanzar al mercado un terminal así? El lanzamiento de este terminal responde a una demanda del mercado, es decir, a la preocupación existente entre la población del país tras el caso de Fukushima que, por ejemplo, ha llevado a algunos ciudadanos a pedir mediciones en espacios públicos y colegios. Con este terminal, la compañía quiere equipar a cada cliente con un aparato de medida portátil que les sirva para realizar estas comprobaciones de manera autónoma.

La amenaza de un accidente nuclear es algo que no es perceptible por el ojo humano y sigue siendo una preocupación para mucha gente

Si bien el terminal no tiene precio y la compañía dice que se comercializará bajo un precio asequible, tengo la sensación que con esta actuación más que ofrecer un servicio público, SofBbank parece estar alimentando la histeria colectiva y provocando un aumento de su cuota de mercado aprovechando esta situación. La verdad es que me parece algo oportunista aunque, quizás, puede que me esté equivocando y realmente las intenciones sean algo nobles.

¿Qué opináis vosotros? ¿Servicio público o medida oportunista?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.