Vimeo es un servicio de alojamiento de vídeos que se caracteriza por la calidad de los contenidos que almacena gracias a la calidad y resolución que ofrece junto al requisito de que el usuario debe ser el autor de éste (o al menos el propietario de los derechos). En este contenedor podemos encontrar un buen número de trabajos fotográficos montados en forma de timelapse y entre los últimos que se han añadido hay uno del fotógrafo Phil Hart denominado The Venus and Jupiter Show que nos muestra, tras varios días de observación, a Venus, Júpiter, la Luna y, además, una aurora boreal.

Las imágenes fueron tomadas a principios de año en Yukón, una región al norte de Canadá que es limítrofe con el Estado de Alaska de Estados Unidos que tiene una extensión similar a la de España o Suecia en la que solamente viven unos 30.000 habitantes. Debido a su baja densidad de población, y que ésta se encuentra concentrada en la capital (28.000 habitantes), el territorio cuenta con unos cielos despejados de contaminación lumínica que los hace especialmente interesantes para la observación astronómica.

Phil Hart comenzó a captar imágenes a finales del mes de febrero, el día 24, con la idea de sacar fotografías de la aurora boreal pero, para su sorpresa, captó la conjunción entre Júpiter y Venus que, realmente, terminaron formando el eje principal de un trabajo en el que ha llegado a tomar unos 3,5 TB de información gráfica. Al principio del timelapse podemos observar a Júpiter en la zona superior izquierda de la imagen y cómo se va acercando poco a poco al Sol mientras que Venus se va alejando de éste y subiendo en altura con respecto a la imagen hasta que llegan a alinearse durante el 15 de marzo y, mientras dura todo este proceso, también podremos observar una aurora boreal (también del 15 de marzo) que completa la bella estampa.

Con respecto a los datos técnicos, las imágenes fueron tomadas con una cámara Canon 5D MarkII utilizando una lente de 24mm f1.4L y, para demostrar que también se pueden captar buenas imágenes con equipos modestos, también utilizó una cámara Canon 1100D.

Tres minutos de imágenes del cielo que vale la pena disfrutar.