El time lapse y el stop motion son dos términos referidos a recursos fotográficos que se confunden con frecuencia y no sin razón. Es fácil encontrar en la actualidad casos en los que ambas técnicas se encuentran solapadas y, por comodidad, suele optarse por uno de los dos términos para definir el resultado.

Primero debemos saber que en el time lapse la sensación de movimiento es el objetivo de la obra artística, mientras que en el stop motion busca contar la historia de un modo distinto y se apela más a la transformación de los elementos protagonistas que al movimiento de los mismos.

###Time lapse
El time lapse fija la cámara en un punto, se utiliza un trípode y no se mueve durante todo el trabajo. Además, suele utilizarse un disparador para programar las fotografías a intervalos de tiempo. Por ejemplo, un time lapse de un atardecer podrá estar compuesto por fotografías tomadas cada dos minutos. Al pasarlas a un editor las fotografías aparecerán pegadas, es decir, el tiempo que transcurre entre una fotografía y otra no es de dos minutos, sino mucho menor, se crea de esta forma una realidad acelerada.

YouTube video

###Stop motion
La cámara no está fija en un punto y el objetivo no es mostrar el transcurso del tiempo. El resultado final se compone de unidades similares a las secuencias de cine. El objetivo es contar una historia y para ello se crea un efecto que sirve como un recurso más a la hora de presentar lo que nos proponemos.

YouTube video

Por otra parte, existen variantes del stop motion y una de ellas es conocida como pixilation, que no es ni más ni menos que un stop-motion en el que intervienen seres vivos.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario