Robots como Asimo, PETMAN y Alpha Dog, entre otros, nos han mostrado que los robots cuyo movimiento se apoya en piernas o patas es algo perfectamente viable y funcional que permite que muchos robots se desplacen, sean capaces de subir unas escaleras o incluso por un terreno abrupto, sin embargo, también existen robots cuya locomoción depende de ruedas y también son capaces de moverse por terrenos complicados sin perder el equilibrio o desplazarse a gran velocidad. El uso de ruedas o piernas son dos formas de abordar el problema del desplazamiento de un robot que, en el caso de la Universidad Nacional de Taiwan, han decidido unir y combinar instalando ambas cosas en un robot bastante versátil.

Quattroped, que es como se llama este robot, es capaz de desplazarse sobre cuatro patas o sobre cuatro ruedas puesto que tiene instaladas ambas cosas y usa unas u otras dependiendo de la situación. Enviando un comando al robot, sus ruedas son capaz de plegarse y dar forma a cuatro patas en forma de C, permitiendo al operador que controla al robot conmutar entre un sistema u otro dependiendo del terreno que tenga que atravesar el robot Quattroped.

Este robot está formado por múltiples sistemas de sensores que abarcan todo tipo de funcionalidades: inerciales (acelerómetros, giroscopios y sensores de inclinación), sensores para medir distancias y detectar obstáculos (medidor láser y sensores de infrarrojos), sistema de navegación por GPS y un sistema de visión artificial basada en cámaras. Todo un despliegue de sistemas controlados por una CPU de 400 MHz y un interfaz Wi-Fi que permite el control remoto desde un computador que utiliza el LabVIEW de National Instruments como interfaz de control del robot.

El proyecto fue llevado a cabo por Pei-Chun Lin, Shen-Chiang Chen, Ke Jung Huang, Shuan-Yu Shen y Cheng-Hsin Li del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad Nacional de Taiwan con el objeto de desarrollar un robot híbrido que combinase ruedas y piernas en un sistema eficiente desde el punto de vista energético y capaz de adaptarse, rápidamente, a cualquier tipo de terreno. Tras el desarrollo del proyecto, el equipo presentó su creación a un concurso organizado por National Instruments donde quedó finalista en la sección oficial y obtuvo el premio del público.