La nueva nueva nueva Lost. Por desgracia toda serie con misterio y reparto coral que se haya estrenado después de 2004 tiene que ser la nueva Lost. ¿Lo superaremos alguna vez? Lost solo hay una, punto. The River tiene que luchar contra las odiosas comparaciones.

La serie se estrenó el pasado 7 de febrero en la ABC, cadena que realizó una exhaustiva campaña promocional que no funcionó todo lo bien que se esperaba, la audiencia del piloto fue de 8,2 millones de telespectadores, unos datos bastante pobres. ¡Y pensar que la NBC y la ABC se enfrentaron con uñas y dientes por hacerse con The River!

Los creadores de la serie son Oren Peli y Michael R. Perry responsables de la saga de Paranormal Activity,. El piloto se rodó en febrero de 2011 después de que el guión de Michael Green fuese reescrito a conciencia. El 13 de mayo de ese mismo año, la cadena ordenó una primera temporada de ocho capítulos. Los dos primeros fueron dirigidos por el director de origen español Jaume-Collet Serra y el rodaje se efectuó entre Puerto Rico y Hawai. The River cuenta, además, con la producción de Steven Spielberg, nombre asociado a fiascos como Terra Nova y Falling Skies.

La historia

El famoso explorador Emmet Cole (Bruce Greenwood), conocido gracias a sus documentales sobre naturaleza desaparece junto a su barco, el Magus, y toda la tripulación durante una expedición por el Amazonas. Seis mese más tarde, su mujer Tess (Leslie Hope) organiza un grupo de rescate ya que se ha recibido una señal de una de las balizas de salvamento del Magus. Los productores del programa le ofrecen los medios necesarios para realizar dicho viaje, con la condición de que puedan filmar todo el proceso y de que el hijo de ambos, Lincoln, también participe.

Aunque Lincoln (Joe Anderson) se resiste al principio acaba en el Amazonas junto a su madre y el equipo de búsqueda formado por el productor del programa Clark Quitely, el cámara A.J., Emilio el mecánico del barco y Jahel su hija, Kurt Brynildson un mercenario encargado de la seguridad y Lena, hija de uno de los tripulantes desaparecidos junto a Cole. La búsqueda los llevará a los rincones más escondidos de la selva.

En los varios videos que vemos de Emmet Cole a lo largo de los dos primeros capítulos repite varias veces la misma frase:

Hay magia ahí fuera

Y claro que hay magia, la magia es la excusa perfecta para todo lo que sucede en The River, la magia es su Deus ex Machina, su todo vale ya que durante los viajes por el río los aventureros tendrán que enfrentarse a espíritus, fantasmas, demonios y maldiciones. Al parecer, y por lo que se desprende de varias cintas que encuentran en el Magus, Emmet Cole había pasado años hablando con chamanes de diferentes partes del mundo en busca de la auténtica magia, finalmente parece que la encontró en algún lugar del Amazonas. Así que no será raro encontrarnos con posesiones (en el segundo capítulo ya tenemos una), rituales, amuletos, leyendas, etcétera.

Los personajes

Dos capítulos no llegan para conocer a fondo a los personajes pero si para apuntalar sus personalidades y conocer sus motivaciones.

  • Emmet Cole (Bruce Greenwood) el desaparecido. Lo conocemos a través de los testimonios de los demás personajes, de las cintas encontradas en el Magus y del material filmado durante años para su programa documental. En algún momento de su búsqueda de la auténtica magia la encontró y parece que perdió un poco la cabeza. Se cree que está vivo.

  • Tess (Leslie Hope ) es una mujer aventurera, al igual que su esposo, decidida, valiente con mucho carácter. Aunque su familia parecía perfecta en los documentales, no lo eran, y algo hizo para que su marido se alejase de ella, algo por lo que se siente culpable, algo que la impulsa a buscar a Cole y hacer todo lo posible para encontrarlo.

  • Lincoln (Joe Anderson) no tuvo una buena relación con su padre ya que siempre estaba ausente en los momentos importantes. Además no le perdona que vendiese su infancia a las cadenas de televisión. Lo primero que pensé al ver al personaje es que tenía algún problema con las drogas, es alto, desgarbado, con el pelo largo, algo desaliñado y con aspecto enfermizo. Sin embargo, parece un hombre resolutivo, con la cabeza bien puesta sobre los hombros, con espíritu de liderazgo.

  • Emilio Valenzuela (Daniel Zacapa) mecánico del Magus, viajó durante años con Cole pero en el último viaje le pidió que se quedase en tierra. Siempre está pendiente de su hija y parece saber bastante sobre los espíritus. Nota personal: el castellano del actor deja bastante que desear. (No pude evitar recordar ciertos momentos de la cuarta temporada de True Blood)

  • Jahel Valenzuela (Paulina Gaitan) hija de Emilio, conocedora de la magia y las tradiciones. No habla inglés, su castellano es más que decente.

  • Lena Landry (Eloise Mumford) hija de uno de los tripulantes de Cole, se une al equipo pasados un par de días. Se ha criado en el Magus y conoce sus secretos mejor que nadie. Se une a la búsqueda para encontrar a su padre, es la única capaz de localizar el Magus y parece que tenía una estrecha relación con Cole, algo que molesta a Lincoln.

  • Clark Cole (Paul Blackthorne) productor del programa de Cole y quien incita a Tess para que busque a su marido. Lo único que le preocupa es el programa y conseguir buen material para su realización. Parece un hombre interesado y bastante cínico, poco le importan los demás, solo él mismo.

  • Kurt Brynildson (Thomas Kretschmann) mercenario responsable de la seguridad, va fuertemente armado. Esconde un secreto relacionado con Cole y la magia. Sabe más de lo que parece.

  • A.J. Poulain (Shaun Parkess), el cámara, hasta ahora es el único que nos ha dado momentos divertidos. Su máxima es no soltar nunca la cámara y filmar todo lo que sucede.

El estilo de The River

The River utiliza el **estilo “found footage”** para contar su historia. Un estilo heredero de The Blair Witch Project (1999) y que hemos visto recientemente en el cine en películas como  Cloverfield y Paranormal Activity.

La premisa de The River resulta interesante pero la veo problemática a largo plazo. Los dos capítulos firmados por Serra funcionarían como una película o miniserie. Un metraje más largo presentará complicaciones y podría aburrir a los telespectadores, tal vez por eso la ABC solo ha programado ocho capítulos para contar una historia que en sus orígenes estaba pensada para ser una película.

El estilo es muy directo e inmediato, nos coloca en la piel de los personajes y sufrimos y temblamos con ellos. El efecto de las imágenes movidas, el night shot, la grabación térmica, el desenfoque, los contrastes fuertes de luz dotan de realismo la historia pero, para cierta gente, puede resultar molesto. A mi no es que me importe mucho, vi Cloverfield sin marearme y disfruté con Paranormal Activity, pero sé que no es un tipo de realización para todo el mundo.

Opinión

Voy a ser franca: a mi me ha gustado. Encuentro refrescante esta manera de presentar una serie de televisión. El terror televisivo es una empresa difícil de acometer y está claro que es mucho más difícil de mantenerla a largo plazo pero aplaudo lo arriesgado de su apuesta y les felicito por haberme hecho pasar un buen rato.

No me gustan todos los personajes, tampoco me gustaban en Lost, pero tanto Tess como Cole me interesan lo suficiente como para seguir The River semanalmente. Del mismo modo, la magia y lo sobrenatural despierta mi interés. Está claro que cada semana el Magus y su tripulación tendrá que enfrentarse a un nuevo ente, misterio, leyenda mientras persisten en la búsqueda de pater familias. Esta estructura, que recuerda mucho a The X-Files, no tiene nada de malo y puede dar lugar a algún “monstruo de la semana” memorable

Luego está el asunto de la magia, que servirá para explicarlo todo, y ¿qué queréis que os diga? A mi me vale, en Buffy había una Boca del Infierno, la TARDIS viaja en el espacio y en el tiempo y en Stargate viajaban millones de años luz a través de una puerta luminosa. ¿Por qué no me voy a creer lo de la magia?

Así que tenemos un grupo de aventureros, una inmensa selva, magia, misterios y personas con intereses diversos que pueden llegar a enfrentarlos entre si. The River puede ser un buen entretenimiento, nada que marque un antes y un después en la historia de la pequeña pantalla, pero si lo bastante digno como para que se haga con un grupo de fieles e incondicionales seguidores.