Privacy

Facebook, Google, Microsoft, Apple… la lista de gigantes que se ha visto inmerso de una manera u otra en el seguimiento y rastreo de usuarios para fines publicitarios es alargada. Meses de denuncia por parte de los usuarios que desde hace unas horas podrían haber obtenido sus resultados. La Casa Blanca ha anunciado la Consumer Privacy Bill of Rights, una propuesta lanzada por el propio Obama con la que se tratará de salvaguardar la privacidad de los usuarios en la red. Mientras, Google, Yahoo, Microsoft o AOL ya han mostrado su compromiso a trabajar en la tecnología anti-rastreo.

Los consumidores no pueden esperar más.

Esta frase, toda una declaración de intenciones, fue el inicio del slogan con el que Obama parece haber escuchado las demandas descritas durante estos meses. Nuevas normas sobre privacidad que incluirán un manual de "buenas intenciones" para la industria con el que evitar el seguimiento en web con fines publicitarios, dicho de otra forma, el famoso rastreo de los comportamientos de los consumidores en Internet (un ejemplo de esto es el último caso protagonizado por Google).

Un plan descrito a través de una carta en siete puntos muy clasificadores. Lo primero que hay que aclarar es que, aunque con forma de ley, se trataría de una propuesta destinada a orientar tanto a consumidores como a empresas sobre los límites y derechos de cada uno.

Para las empresas se detalla claramente las medidas a tomar, orientación sobre cómo utilizar la información personal y las medidas para incorporar esos principios en las regulaciones federales. También se incluye la negociación de un conjunto de prácticas sobre la protección del consumidor y su defensa de los datos personales. Se espera que estas "prácticas" tengan carácter ejecutivo por la Comisión Federal de Comercio en el país.

Evidentemente y para que esto tenga sentido las empresas deben de aceptar los términos. Por esta razón y durante varios meses se ha estado negociando la utilización de tecnología anti-rastreo en los navegadores. A día de hoy la mayoría de compañías están de acuerdo, gigantes como Google, Yahoo, Microsoft o AOL han acordado el modelo que abre las puertas a esta ley de los Derechos de Privacidad anunciada.

El modelo do not track permitirá a los consumidores a elegir si quieren o no optar por comercializar sus comportamientos o, por el contrario, prefieren bloquear el seguimiento de los anunciantes. Tras el anuncio de la administración, Jon Leibowitz, presidente de la Comisión Federal de Comercio (FTC), comentaba sobre el gran paso:

Es fantástico ver que las empresas están dando un paso adelante para nuestro desafío por proteger la privacidad y que los consumidores tengan más opciones y control sobre la forma en que se realiza un seguimiento online. Aún queda mucho por hacer, pero el trabajo que han hecho hasta ahora es muy alentador.

Y aquí vienen los siete principios anunciados por la administración, las disposiciones específicas que contienen este primer paso hacia los derechos de privacidad de los usuarios. Un comienzo de lo más alentador:

  • Control individual: Este primer punto explica que los consumidores tienen derechos como consumidores a ejercer el control sobre lo que las organizaciones recopilan en torno a sus datos personales y cómo hacen uso de ellos.

  • Transparencia: El epígrafe explica detalladamente que cada consumidor tiene derecho a obtener información comprensible sobre su privacidad y las prácticas que se lleven a cabo.

  • Respeto de contexto: En este caso se explica que los consumidores tienen derecho a que la recogida de la información, así como sus usos y divulgación sean consistentes a un contexto propicio.

  • Seguridad: Los consumidores tendrán derecho a proteger y manejar de manera responsable sus datos personales.

  • Acceso y exactitud: En este punto se explica el derecho a acceder y corregir datos personales en formatos utilizables de manera que sea acorde a la sensibilidad de los propios datos y al riesgo de consecuencias adversas para los consumidores (si los datos son inexactos).

  • Enfoque de datos: Los consumidores tendrán derecho a límites razonables de sus datos personales para que las empresas recojan y/o conserven los mismos.

  • Cuentas: Finalmente, los consumidores tienen derecho a que los datos personales tratados por las empresas tengan las medidas adecuadas para asegurar que se adhieren a la Consumer Privacy Bill of Rights.

Estos son los siete puntos y principios con los que se espera regularizar las prácticas de seguimiento de los comportamientos de los usuarios. Una propuesta que trata de acercarse así a las tipificadas por la propia Unión Europea y que en muchas ocasiones chocaban con los ciudadanos del continente. Una legislación que esperemos sirva para exigir a las empresas transparencia a la hora de recopilar nuestros datos.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.