Hace algunos meses hablamos de Boston Dynamics, una empresa enfocada en el desarrollo de robots que participaba en proyectos financiados por DARPA. PETMAN era una de sus inquietantes creaciones, un robot destinado a probar los trajes de protección de los soldados estadounidenses, pero hay otro imponente robot de esta compañía que aspira a entrar en los campos de batalla: AlphaDog, un robot todoterreno destinado al transporte de carga. Tras varios meses de pruebas, este imponente caballo-robot destinado a transportar el material de los Marines de Estados Unidos acaba de entrar en una fase de pruebas reales en la que está siendo capaz de acarrear 181 kilogramos de carga sobre terrenos abruptos.

Un soldado estadounidense suele acarrear, en campaña, una carga de 45 kilogramos en material, algo que limita bastante el transporte de suministros en el caso de una marcha a pie. AlphaDog viene a solventar este problema, dentro del proyecto Legged Squad Support System (algo así como sistemas de soporte con patas a escuadrones o también conocido como LS3), ofreciendo a los soldados una autonomía de 24 horas sin recargar, capaz de desplazarse unos 30 kilómetros sobre terreno accidentado y, además, contar con sistemas de visión artificial, manejo mediante comandos de voz y ofrecer un punto de recarga de baterías para el equipamiento de los soldados, además de ser capaz de transportar 181 kilogramos de material. Gracias a su sistema de visión artificial, AlphaDog es capaz de seguir a una persona, esquivar obstáculos y, mediante sus sensores, adaptarse al tipo de terreno que está pisando.

Durante los próximos 18 meses, AlphaDog pasará por un programa de intensas pruebas que culminarán con maniobras reales con los Marines estadounidenses y, así, poder evaluar el funcionamiento de este robot, su utilidad dentro de un despliegue y su integración dentro de un escuadrón de soldados. ¿Integración con los soldados? Pues sí, la idea es que AlphaDog se convierta en un miembro más del equipo y sea capaz de interactuar de manera natural con los soldados, de ahí la necesidad de procesamiento de órdenes por voz.

Según el responsable del proyecto en DARPA, Teniente Coronel Joseph Hitt:

Si tiene éxito, el proyecto podría aportar un valor real a un pelotón a la vez que responde a la necesidad del ejército de optimizar el despliegue de las tropas. LS3 debe ofrecer la capacidad de respuesta de un animal entrenado y la capacidad de carga de una mula

No dudo de la capacidad de transporte de AlphaDog ni de su adaptación al terreno pero, bajo mi punto de vista, aún es extremadamente ruidoso como para plantear una incursión o una emboscada.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.