Star Wars Uncut es un proyecto que, tal y como comentamos hace más de un año, solamente se puede llevar a cabo gracias a Internet. Una revisión de Star Wars: A new Hope, el episodio IV de la saga Star Wars (estrenada en 1977), realizada mediante la unión de escenas rodadas por fanáticos de la película que fueron uniéndose al proyecto de manera desinteresada; es decir, crowdsourcing llevado al mundo del cine que, tras un intenso trabajo, ha publicado al fin el montaje final de la película.

Tras dos años de trabajo (rodaje, edición y montaje), en los que los participantes aportaron fragmentos de 15 segundos (sumando un total de 472), la creatividad de los participantes ha hecho posible culminar un proyecto que en el año 2010 fue galardonado con un premio Emmy al Mejor medio interactivo en Internet–ficción y que ha dado como fruto una película de más de dos horas de duración en la que podemos ver escenas de todo tipo: animación, realizadas con figuras de LEGO, actores reales de todas las edades en una composición única que, además, ha obtenido las bendiciones del mismísimo George Lucas que recibió en sus oficinas a los impulsores del proyecto, Casey Pugh y Jamie Wilkinson.

La película, dirigida por Casey Pugh y editada por Aaron Valdez and Michael Pugh, arranca, como no podía ser de otra forma, con el logotipo de la Twentieth Century Fox en el que los focos se transforman en un par de sables láser que terminan enfrentándose y dan pie a un timeline de Twitter en el que podemos leer la mítica frase incial:

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana...

Star Wars Uncut

Seguramente no sea nada imparcial pero el resultado me parece increíble y me encantó, ese "aroma" artesano y de bajo presupuesto que emana la película sumado al esfuerzo colectivo hacen que esta revisión de Star Wars acabe enganchando al espectador. Disfraces hechos a mano, máscaras de cartón, animaciones por ordenador, pasillos de oficinas simulando ser la nave de la Princesa Leia en la escena incial del abordaje, escenas rodadas con miniaturas, el duelo de Obi-Wan con Darth Vader realizado con piezas de Lego o el asalto a la Estrella de la Muerte realizado con singulares animaciones hacen que te termines haciendo muy fan de esta película.