Relator europeo de ACTA renuncia: “Yo no seré parte la farsa”


El día de hoy en Japón, firmaron el ACTA representantes de la Comisión Europea y de 22 Estados Miembros que incluyen Austria, Bélgica, Bulgaria, República Checa, Dinamarca,Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Latvia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Portugal, Rumania, España, Suecia y el Reino Unido.

Esta firma además de no tener validez legal -- ya que el Parlamento Europeo tiene que ratificarla -- fue lograda gracias a una serie de engaños.

No lo digo yo solamente. Lo denuncia el relator de ACTA del Parlamento Europeo, Kader Arif, quien de acuerdo a un reporte de Numerama, renunció a su cargo al rechazar “ser parte de esta farsa”:

Quiero denunciar de la forma más enérgica posible todo el proceso que llevó a la firma de este acuerdo: sin incluir a las organizaciones civiles, sin transparencia desde el el principio de las negociaciones, dilatando la firma del texto sin nunca dar razón alguna, excluyendo las demandas del Parlamento Europeo que se expresaron en múltiples ocasiones durante las asambleas.

Como relator de este texto, nunca-había-visto maniobras de la derecha de este Parlamento para imponer un calendario apresurado antes de que la opinión pública pudiera ser alertada, y obstaculizando al Parlamento de su derecho a la expresión y de las herramientas a su disposición para atender las demandas legítimas de los ciudadanos.

Todo mundo sabe que el acuerdo ACTA es problemático, ya sea por su impacto en las libertades civiles, la forma en la que convierte en responsables a los proveedores de internet, sus consecuencias en la manufactura de medicinas genéricas o en la poca protección que le da nuestros denominadores geográficos.

Este acuerdo podría tener grandes consecuencias en la vida de los ciudadanos, y aún así, se hace todo lo posible para que el Parlamento Europeo decida en este asunto. Por eso, hoy, al publicar el reporte del cual estoy a cargo, quiero enviar una fuerte señal y alertar a la opinión pública acerca de esta situación inaceptable. Yo no seré parte de esta farsa.

Como todo el mundo con un mínimo de sentido común y al tanto de los esfuerzos de monopolios intelectuales estadounidenses por imponer el régimen de propiedad intelectual de Estados Unidos en todo el planeta — o armonizar como ellos lo llaman — lo sabe, ACTA además de ser ilegal (por violar leyes y procedimientos locales de países negociadores), anticonstitucional (por vulnerar derechos civiles y políticos de los ciudadanos en todos los países negociadores) e ilegítima (por sus negociaciones secretas y la colusión de funcionarios no electos con intereses privados) — es también una vil farsa.

Al parecer los parlamentarios polacos están al tanto de la farsa. TVN24, un canal de televisión en Polonia publica una fotografía de la protesta legislativa econtra la anti-democrática firma del ACTA:

Es curioso que el asesor de asunto nacionales del Primer Ministro polaco, ante las continuas protestas en ese país y en vísperas de la renuncia del relator de ACTA, declare que las protestas han sido manipuladas. Una traducción en Pastebin de dichas declaraciones afirma:

Roman Kuźniar, el asesor presidencial de asuntos nacionales, dijo que las protestas masivas contra ACTA han sido influenciadas por "intereses oscuros". "Estoy seguro que las protestas han sido manipuladas".

Kuźniar también dijo que no sabe porque la gente jóven protesta sí ACTA no pone en peligro sus derechos, sino que amenaza "que no se castigue el uso de la propiedad intelectual de alguien más".

Para intereses oscuros, más bien tenemos a los integrantes de la Comisión Europea, así como del IMPI México y la USTR de Estados Unidos, entre otros organismos responsables de ACTA, los cuales son reguladores capturados al servicio de una industria bipolar que ve a sus consumidores y el internet como un enemigo al que hay que destruir. Por cierto, los funcionarios que integran el grupo negociador de ACTA no son electos, es decir, no representan a nadie pero en cambio sí abusan su poder para contrabandear legislaciones piratas dentro de Parlamentos y Congresos por medio de mentiras y a escondidas promoviendo los oscuros intereses de la industria. Lo han hecho así desde hace 5 años.

No es que ACTA sea una farsa, simplemente, la democracia es una farsa -- tiene derechos reservados ya que abandonó el dominio de lo público hace varios años ya.

Rechaza ACTA, reclama de vuelta un poquito de democracia.

Imagen vía Demotix

Recomendados