Después de estas fiestas en las que todos y todas hemos ganado algún que otro kilo de más debido a las copiosas comidas y cenas es hora de hacer ejercicio y volver a recuperar un ritmo de vida sano, sin tantos excesos. He aquí una recomendación, un tanto diferente, para volver a recuperar la forma física. Una serie de deportes que se crearon para películas, libros y series pero que debido al entusiasmo de los fans han terminado convertidos en prácticas muy reales. ¿Os animáis con alguno de ellos?

Quidditch

Todos conocemos el juego que practica Harry Potter y que hace furor en la comunidad mágica creada por J.K. Rowling. Como en la vida real no hay escobas voladoras ni snitchs doradas voladoras un grupo de alumnos de un instituto norteamericano desarrollaron un quidditch para muggles. La propuesta ha tenido mucho éxito y son varios los países donde este deporte se practica. Existe una Copa Mundial de Quidditch, y por si tenéis alguna duda consultar esta página.

Baseketball

Combinación de béisbol y baloncesto. El director y guionista de la película, David Zucker, había creado junto a sus amigos este juego y solían practicarlo en la entrada de su casa. Matt Stone y Trey Parker protagonizaron la película homónima en 1998. Ellos mismos dan vida Coop y Remer dos perdedores que crean el baseketball, cinco años más tarde el deporte es un éxito y hasta tienen una liga nacional. El campo es una fusión de patio casero y campo de béisbol con canastas de baloncesto. La idea en la que se basa este deporte es que cualquier persona puede jugar, no hace falta tener un gran físico para ser un campeón de baseketball. Lo mejor era que durante el juego se debía insultar al adversario pues formaba parte de las reglas. Existe una liga, que aunque estuvo inactiva un par de años, promete regresar en breve.

Pirámide

En el reimaginado universo de Battlestar Galactica el deporte más aclamado de las doce colonias es la Pirámide, Samuel Anders, uno de los personajes, era jugador de los Caprica Buccaneers ante del ataque Cylon. Se trata de un deporte de equipo aunque también se puede jugar uno contra uno como vimos hacer a Starbuck y Anders, el juego se parece ligeramente al baloncesto y al rugby; tanto es así que se ha adaptado al mundo real.

El campo de juego es triangular, recordando mucho a una pirámide; hay seis tableros uno en cada vértice y lado. Los jugadores pueden dar tres pasos y lanzar la pelota a un agujero marcador situado en parte superior de la pirámide. Las esquinas y el centro son zonas neutrales. La pelota es de pequeño tamaño. Un juego muy rápido que requiere agilidad y estrategia. Para más información en inglés y en castellano.

Blernsball

Es el deporte más popular del siglo XXI, se parece mucho al béisbol pero la pelota está sujeta con una goma elástica al suelo y las inyecciones de esteroides son obligatorias. Turanga Leela fue la primera mujer en la liga y la peor jugadora de la historia, no lanzó bien una bola hasta su último partido debido a su problema de percepción de la profundidad. Estamos en Futurama y el Blernsball no podía ser un deporte corriente. Leela se hace profesional en el décimo sexto episodio de la tercera temporada titulado A Leela of Her Own. Tal vez sea el más difícil de adaptar pero se podrían aprovechar ciertas de sus ideas para hacer del béisbol un deporte más divertido.

Calvinball

Ningún deporte es menos organizados que Calvinball

Para poder practicar el Calvinball hay que tener en cuenta dos reglas: los jugadores deben usar mascara y nunca, jamás se puede jugar igual dos veces, y es que las reglas se van creando a medida que avanza el juego. En la tira cómica de Calvin & Hobbes se explica que el pequeño Calvin creó el juego harto de las limitaciones (reglas) de los deportes y juegos organizados. Estamos ante un juego sin reglas, espontáneo, natural y para el cual hay que tener una gran creatividad. Si las reglas cambian cada dos o tres segundos también lo hace la puntuación, haciendo difícil conocer con exactitud quien ha ganado. El Calvinball apareció en una tira cómica de 1990 y se convirtió en un tema recurrente rápidamente. En una partida podemos usar una pelota de voleibol, palos de criquet, raquetas, banderas, un caballito, globos de agua, máscaras y todo aquello que tengas a mano y quieras introducir. En el 2006 surgió la idea de hacer Calvinball World Championship ojalá hubiese llegado a concretarse.