C3PO pobre

Si algo queda claro mientras vemos el amanecer del 2012 es que todavía no terminamos de adaptarnos a esta nueva estructura económica vigente desde hace más de una década. Millones de personas se conectan. Nuevos negocios, productos y servicios emergen constantemente. Una empresa en particular ha sabido hacer negocios en este contexto, esa es Google. La empresa ofrece gratuitamente productos que no existían o costaban millones. A continuación veremos qué personajes famosos de ficción no podrían subsistir con su negocio frente a los de Google. Hay riesgo de spoilers.

Rick Deckard (Blade Runner)

Blade Runner

Es difícil encontrarse en la actualidad con un producto de alta tecnología que no contenga tecnología de geolocalización; desde teléfonos o cámaras de fotos hasta automóviles. Resulta extraño imaginar un futuro en donde robots obreros con voluntad propia no cuenten con un dispositivo integrado de localización. Será natural ver a estos revoltosos robots representados por animados puntitos en Google Maps, haciendo que el trabajo de este famoso cazador de replicantes interpretado por Harrison Ford quede en la calle.

Productos que lo afectan: Google Maps, Google Latitude, Google Places

C3PO (Star Wars)

C3PO

Probablemente hasta su compañero de andanzas R2D2 haya visto venir el problema que generaba Internet en el trabajo de C3PO. El robot manufacturado por Anakin Skywalker en su niñez, presente en toda la saga de La Guerra de las Galaxias, se destacó por su manejo de idiomas (aunque también ofrecía otros servicios). Con Google Translate C3PO encuentra que su principal distintivo se torna obsoleto. Nadie sabe por cuanto tiempo logrará evitar volver a ser chatarra Jawa en el desértico Tatooine, subsistiendo sólo gracias a su conocimiento en ceremonial y protocolo.

Productos que lo afectan: Google Translate

Simon Templar (El Santo)

El Santo

Si alguien sabe camuflarse entre la multitud ese es El Santo, misterioso ladrón internacional con amplio conocimiento de espionaje y una destacable habilidad para el disfraz. Claro que este elegante delincuente poco podrá esconderse si sus perseguidores comienzan a utilizar Google, sólo es necesaria una foto de su rostro para empezar a obtener resultados de fotografías similares. En ese marco no habrá maquillaje ni pelo facial postizo que logre salvarlo.

Productos que lo afectan: Image Search

Angus MacGyver (MacGyver)

MacGyver

El problema de MacGyver es algo que complicaría a cualquier negocio: la competencia se ha multiplicado. Hoy es fácil ser un experto en soluciones caseras, sólo es necesario poner en el buscador lo que intentamos hacer y los objetos que tenemos a disposición para obtener miles de resultados que incluirán hasta videos explicativos. Lo triste es que la fuerte conciencia social de MacGyver impide que utilice su conocimiento para realizar videos de YouTube. No esperen verlo haciendo un programa como los Cazadores de mitos. Incluso, por la característica de sus obras, probablemente su conocimiento hubiese hecho saltar todas las alarmas en internet.

Productos que lo afectan: YouTube, Google Search

Guillermo de Baskerville (El nombre de la Rosa)

Guillermo de Baskeville

Se trata del curioso sacerdote devenido en detective, presente en la novela de suspenso de Umberto Eco, popularizado en el cine por Sean Connery. El sacerdote saltó a la fama gracias al caso de una serie de asesinatos relacionados con el clero. En la novela, los crímenes estaban ligados al ocultamiento de conocimiento, principalmente por parte de sacerdotes encargados de protegerlo. En la actualidad, una búsqueda en Google Scholar hubiera sido suficiente para evitar que se produjera el asesinato original, dejando a Guillermo de Backersville sin el caso que lo hizo famoso.

Productos que lo afectan: Google Scholar, Google Search

Foto (CC): pedrosimoes7