Existen muchas clases de robots atendiendo a sus funciones o a sus formas pero, entre todos ellos, creo que los que más llaman la atención son los que presentan formas que nos recuerdan a animales (como el inquietante Alpha-Dog) o tienen forma antropomórfica, es decir, tienen forma humana. De entre todos estos robots con forma humana hay uno en especial que muchos quisiéramos poder tener, Nao, un robot desarrollado por la empresa francesa Aldebaran Robotics, que acaba de ser actualizado con alguna que otra mejora.

¿Y qué es Nao? Nao es un robot programable con forma antropomórfica que está orientado a desarrolladores e investigadores. Cuenta con una altura de 57 centímetros, un cuerpo con 25 grados de libertad gracias a sus motores y a sus actuadores y, además, está dotado de dos cámaras, cuatro micrófonos, un sonar, dos juegos de emisores y receptores de infrarrojos, 9 sensores táctiles, 8 sensores de presión, un sintetizador de voz, dos altavoces hi-fi y una batería que le da una autonomía de 1,5 horas. Nao funciona bajo un kernel Linux sobre el cual se ejecuta NAOqi, el sistema desarrollado por Aldebaran.

Nao es un sistema demostrador, es decir, una plataforma de desarrollo que ofrece un framework para que los investigadores puedan crear aplicaciones y dotar a este robot de funcionalidades que lo hagan, por ejemplo, actuar de manera autónoma o interactuar con el entorno que le rodea, permitiendo que los investigadores depuren sus aplicaciones sin tener que construir, además, un robot para realizar pruebas reales.

Nao Next Gen, que es como se llama esta nueva versión del robot, se actualiza con un procesador Atom a 1,6 GHz y un par de cámaras HD para mejorar su función de reconocimiento facial y reconocimiento de objetos, incluso con poca luz ambiental. Además, se ha mejorado el algoritmo de reconocimiento de voz, el algoritmo que gestiona su manera de andar y se han añadido algunas mejoras en éste para que sea capaz, si se tropieza, de protegerse con sus brazos para, posteriormente, levantarse de nuevo y seguir su camino.

Este pequeño robot es utilizado en muchas universidades de todo el mundo, de hecho, no es raro encontrar algún que otro vídeo por la red en el que Nao es el protagonista de alguna coreografía de baile, emulando la presentación que hizo Aldebaran Robotics en el pabellón de Francia de la Exposición Universal de Shangai, en el que algunas unidades de este robot bailan al ritmo de Michael Jackson o de Beyoncé:

Con más de 2.000 unidades vendidas en los 6 años de vida que tiene Nao, este robot puede considerarse todo un éxito para Aldebaran Robotics y, como no, un robot que a más de uno nos gustaría tener.

Imágenes: Aldebaran Robotics

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.