Kohei Tsuji y Akira Wakita, ambos de la Universidad Keio en Japón, inventaron lo que técnicamente se conoce como "computación en papel policromático". Esto es, papel que cambia de color en función de la temperatura. ¿Cómo lo hace? Gracias a una tinta de cristal líquido sensible a los cambios de temperatura. El vídeo de arriba muestra el invento como parte de la exposición artística Anabiosis (resucitación).

La tinta de cristal líquido es capaz de detectar cambios minúsculos en la electricidad causados por el tacto, cambios que provocan un cambio cromático en el papel. Para provocar el efecto es necesaria una capa de plata hace las veces de electrodo mientras que otra capa de carbono ayuda a "calentar" el papel, a la vez una placa de cobre sirve de sensor del tacto.

El logro técnico combinado con la belleza de la muestra artística permitió a Tsuji y Wakita hacer que su trabajo fuese publicado en la prestigiosa conferencia SIGGRAPH, sobre gráficas por computadora y técnicas interactivas.

Los investigadores esperar que experiencias nuevas ("otros tipos de belleza") sean provocadas por este tipo de papel, incluso generadas por algoritmos una vez conectado a una computadora, de ahí que se diga que es computación en papel:

El tocar la mariposa sobre un pedazo de papel da la sensación de resurrección al desprenderse algo de vida humana en la mariposa.

Con el mismo material los creadores hicieron un atlas estelar interactivo. Y hace poco más de un año hablamos de otro de sus trabajos, el asombroso Blob Motility, un líquido programable. También diseñan textiles vivos. Fascinante.