Los Angeles Times informa que la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos presentará en enero una propuesta para regular el vuelo de artefactos de aviación caseros como drones y quadracópteros.

La innovación independiente de quadracópteros con fines de investigación y recreación experimento un gran avance este año, así como también incrementó el uso de drones de alta tecnología con fines bélicos, específicamente para bombardear objetivos en países como Pakistán o realizar labores de“inteligencia” en el territorio mexicano.

Como indica el periódico angelino, la realidad es que estos artefactos tienen utilidad para toda la sociedad.

La policía quiere drones para ayudarlos a identificar criminales que huyen. Las compañías creen que les pueden ser útiles para monitorear tuberías de petróleo, gas y agua. Los agricultores piensan que los drones pueden ayudar a regar sus cosechas con pesticidas.

La Agencia de Aviación informa que su principal preocupación es que los drones civiles carecen de la tecnología para detectar y evitar choques en el aire, además de que los drones — al ser un artefacto diseñado para atraer la menor atención posible en el aire — pueden ser usados por los mismos criminales y terroristas a los que pretenden combatir. Otro punto que menciona el artículo es la privacidad: ¿qué pasa si ves un drone encima de tu jardín y éste resulta que esta equipado con una cámara?

Me parece excelente que se pretenda hacer el espacio áereo más seguro y evitar las colisiones aéreas es algo absolutamente necesario. Lo que me parece delicado es que siempre que se menciona la palabra regulación se invoque en el nombre del terrorismo y los criminalidad. La paranoía que heredó Bush al mundo no nos ha dejado nada bueno, solo abusos. En fin, como siempre surge la cuestión del balance entre seguridad y libertad y seguirá siendo así en todos los temas que involucran el desarrollo de tecnología independiente utilizada para fines de transparencia y con el potencial del empoderar a los ciudadanos.

Las protestas mundiales en contra de los sistemas de poder abusivos y corruptos, también han encontrado en los artefactos de aviación no tripulados una ventaja para poder documentar la brutalidad policial y lo que sucede en estos espacios de conflicto, de una forma más o menos objetiva.

Todas las tecnologías, ya sean digitales, mecánicas o electrónicas (etcétera) pueden ser utilizadas de forma ética o de un modo abusivo por civiles, gobiernos o criminales. Un ejemplo reciente: la CIA perdió control de un drone espía cerca de Afganistán, la semana pasada. El gobierno de Irán lo capturó al invadir su espacio aéreo. Como vemos, aunque exista regulación del espacio aéreo internacional, no es una garantía que los gobiernos lo respeten.

Esperemos que esta regulación anunciada, no obstruya la increíble investigación en torno a estas tecnologías y las posibilidades que ofrecen los drones y los quadracópteros, para todos los mortales y entusiastas interesados en la innovación para el bien común.

“Va a suceder” afirmo Dan Elwell, vicepresidente de la asociación civil AeroSpace Industries. “Ahora es el tiempo para decidir como asimilar esta tecnología de forma segura en el espacio áereo”.

Imagen vía Asbestos Bill

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.