Cohete chino preparado para el despegue.

El aterrizaje del Transbordador Espacial Atlantis puso fin a las misiones tripuladas de la NASA y colocó a las naves Soyuz como único vehículo disponible para llegar a la Estación Espacial Internacional. Realmente, ni Estados Unidos ni Rusia eran los únicos países con capacidad de poner en el espacio naves y satélites, la Agencia Espacial Europea o Japón han lanzado al espacio satélites con cohetes propios. China hace algún tiempo que se sumó a este club con el lanzamiento de vehículos experimentales que sirvan como base para su propia estación espacial pero, según parece, el programa espacial chino se va consolidando con metas concretas hasta el año 2016 y entre las que esperan poder llevar a la Luna una nave no tripulada con un vehículo robot.

China ha publicado un ambicioso plan con una agenda que recoge la construcción de su propia estación espacial y, lo más sorprendente, llegar a la Luna poniendo en marcha un programa de exploración lunar que empezaría con el aterrizaje de una nave no tripulada y, en el futuro, volver a enviar un hombre a nuestro satélite.

En los próximos cinco años, China reforzará sus capacidades en el campo de la industria aeroespacial, acelerando la investigación tecnológica y continuando el desarrollo de proyectos científicos y tecnológicos, incluyendo los vuelos espaciales tripulados, la exploración lunar, los sistemas de observación de la Tierra de alta resolución, la navegación y el posicionamiento por satélite, el lanzamiento de vehículos de nueva generación y otros proyectos prioritarios en esta senda

Para China, el estudio de la Luna no le es ajeno puesto que entre 2007 y 2010 enviaron 2 satélites para tomar fotografías y realizar mediciones antes de estrellarse contra la superficie lunar y, con esta segunda fase del programa espacial chino, se enviarían vehículos controlados desde la Tierra para pasar a la recogida de muestras y, finalmente, enviar un astronauta chino a la Luna que se estima para el año 2020 o 2025, fechas en las que estaría operativa la estación espacial china, Tiangong-1 (Palacio Celestial).

Por ahora, la mayor de las prioridades para China es la construcción de mejores naves y la mejora de los vehículos de lanzamiento:

China impulsará proyectos de vuelos espaciales humanos que permitan hacer nuevos avances tecnológicos y crear una base que permita vuelos tripulados en el futuro [...] Se pondrán en marcha las naves espaciales Shenzhou-9 y Shenzhou-10 con las que realizaremos pruebas de vuelos tripulados y no tripulados con los que realizar acoplamientos con la estación Tiangong-1

Además, China planea lanzar un laboratorio espacial que permita a los astronautas trabajar en la estación espacial y, con el tiempo, poder iniciar la exploración de otros planetas, asteroides y el Sol.

La actividad espacial juega un importante papel en la economía de China y en su desarrollo social

Imagen: China Spanish

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.