Yo fui uno de esos visionarios que en cuanto observó el primer capítulo de “The Big Bang Theory” dijo: “esto no va a andar”. (Aunque nunca tuve vocación de gurú; cuando era chico, fan de la Commodore 64, me enteré que había algo que se llamaba PC... “¡Monitor negro con letras verdes! Eso no va a funcionar”, pensé).

Creía que después de la originalidad de los personajes de “Seinfeld” ninguna sit-com que naciera de estereotipos podría tener futuro. ¿Una serie sobre nerds? “Eso es sólo para las películas malas sobre flaquito de frenillos que termina sacándole la rubia al musculoso porque demuestra que debajo de todo ese acné hay un gran corazón". Es decir, eso, sólo un estereotipo, fueron los nerds para la industria del entretenimiento ... Hasta “The Big Bang Theory”.

Hoy tengo que comerme mis palabras y reformular la estúpida teoría rectora de todo esto: Las tiras sobre estereotipos no funcionan... salvo que el estereotipo haya sido mal tratado durante años. O siempre.

Aquí es donde entra aquella frase famosa de Bill Gates: “Se amable con los 'nerds'. Hay muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos”. O que los termines admirando a través de la tele.

Y hoy -en parte, gracias a The Big Bang Theory- el "nerd" subió de categoría, y el"nerd" pasó a ser "geek" (por favor, no entremos en la aburridísima discusión sobre qué significa cada cosa, como si estuviéramos definiendo términos epistemológicos). Lo único que voy a decir sobre esta tonta comparación semántica es que nerd tiene de peyorativo todo lo que geek tiene de cool. Y en esto, insisito, mucho tuvo que ver TBBT.

Y todos tiramos a la papelera de reciclaje la remanida imagen del estudioso-de-lentes-enclenque-y-perdedor, y empezamos a adoptar el que nos ofrecen Sheldon (Jim Parsons), Leonard (Johnny Galecki), Howard (Simon Helberg) y Raj (Kunal Nayyar). Obsesivos, inteligentes, pero también vivos y carismáticos. Capaces de:

  1. Discutir a muerte sobre la rigurosidad de una ley física... ¡Pero a ninguno le parece ridículo que un hombre se convierta en un gigante verde tras una explosión de rayos Gamma!

  2. Se obsesionan por intentar arreglar alguna herramienta para una sonda espacial... antes de notar las deficiencias de su propia casa. ¡Si no cómo explican que estos geniecillos no se preocupen en saber cómo cuernos arreglar el ascensor de su edificio! (PD: claro que vi el capítulo sobre el elevador; de hecho el guionista explicó que usan este recurso para encontrar una buena manera -original- de que los personajes hablen subiendo las escaleras... Pero por favor, que en cincos años bien podría haber llamado al service!)

  3. Serán luminarias de las matemáticas pero no de economía. Doctores de primera... ¿ninguno de los protagonistas tiene para sostener por sí solos un alquiler (el que no vive con la hermana vive con un compañero o con la madre)?. Es más, la única que se mantiene sola durante las cinco temporadas... ¡es la mesera! ¿O será que la inmadurez del grupo los obliga a vivir como estudiantes de secundiaria?

Pero más allá de estas anotaciones al margen, los The Big Bang Theory le dieron cierta "elegancia", "sofisticación" y hasta "onda", a este tipo de personajes, que en manos de ciertos guionistas de los 80 hubieran sido sólo perdedores traga-libros deseando entrar al equipo de Fútbol Americano de la ciudad para conquistar a la más linda del curso.

La versión 6.0 deberá cambiar de estructura

La quinta temporada actualiza el programa (como si se tratara de la versión 5.0 de un buen soft) y ofrece nuevos problemas... Y más soluciones geeks a esos enunciados.

¿Cómo conviviría un chico como Howard -carne de diván por su edipo galopante- con su chica que es una loba con piel de cordero? ¿Tan tardía es hoy la adolescencia que ciertas vocaciones, ciertas sexualidades no se terminan de resolver, bien entrados los 30? ¿Cómo sufre los celos un tipo asexuado como Sheldon?

Igual, en este año 5, cuando algunos de sus actores están por cumplir 40, se empieza a notar que la estructura comienza a crujir. Los enredos de "compañeros de cuarto" ya no dan para mucho más.

La serie tendrá que terminar o entrar en una nueva fase; lo que a veces es lo mismo (como le pasó a “Friends”; todos sabemos que en cuanto llega el matrimonio se acaba la diversión, ¿o no?).

Seguramente, en 2012, la serie deberá cambiar de “arquitectura” y pasar a una nueva escala de relaciones entre los personajes... Pero ustedes ya saben mi ineficacia para anticiparme al futuro.

PD: gracias a los amigos que se obsesionan sobre los detalles y datos de la serie. Pero este artículo intentó ser apenas una observación de cómo las series de TV pueden cambiar la percepción sobre estereotipos. Los nerds antes de TBBT y después. Sólo eso. Igual, están muy divertidos los comentarios.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.