Occupy the Facts es un esfuerzo en el que se han embarcado 20 estudiantes de doctorado de la Universidad de Harvard. La noche del domingo anunciaron la creación y explicaron las bases con las que se espera un doble esfuerzo: combatir las acusaciones sobre la desinformación de los manifestantes del movimiento Occupy y llevar a cabo una serie de investigaciones políticas con ayuda de los profesores para hacerlas públicas, todo ello valiéndose de la información privilegiada que tienen en el centro y de las diferentes plataformas que brinda la red.

La idea, tal y como cuentan, surgió a partir de la desinformación de la que se hace gala en muchos medios acerca de los manifestantes. El movimiento #occupy se dice que esta formado por un gran número de manifestantes que no tienen claro el origen de las protestas más allá de la situación personal de cada uno. Se critica la falta de información sobre las cuestiones políticas.

Bajo esta premisa se han estado reuniendo durante el mes de octubre 20 estudiantes de doctorado de Harvard. Lo que busca esta organización anunciada este domingo es conformarse como un medio, uno más que pueda ayudar a los ciudadanos y que ofrezca claves y exclusivas a través de la información privilegiada a la que tienen acceso.

Occupy the Facts explica que durante las próximas tres semanas desarrollará el primer paquete informativo. En este tiempo llevarán a cabo investigaciones de gran calado sobre la política actual y las harán accesibles al movimiento de manera pública. Así lo explicaba Peter D. Davis, uno de los creadores del proyecto:

Queremos crear investigaciones sobre las políticas que se hagan públicas en torno a las demandas de los manifestantes, queremos crear informes con datos reales. Vemos el movimiento Occupy como una oportunidad para conseguir el tipo de cambio que mucha gente de nuestra generación quiere y ha estado soñando

¿Y cómo lo harán? Aunque el medio parece que será multi-formato, a medias entre la construcción de una base de datos en la red y la publicación en papel, Internet será el protagonista. Junto a los informes se crearán canales en YouTube con vídeos explicativos sobre los análisis para la comprensión. Además se anuncian infografías que ayuden como soporte.

El grupo se reunió con miembros y manifestantes de Occupy el mes pasado para determinar cómo podrían ayudar al movimiento. La conclusión final fue que podían aprovechar los recursos de investigación que dispone la Universidad de Harvard con información concluyente y más accesible. Según Davis:

Occupy no es un movimiento cerrado, es abierto, no es algo que debamos seguir como espectadores. Nosotros debemos participar. Tenemos la ventaja comparativa de ser estudiantes de Harvard, tenemos acceso a una gran cantidad de recursos para la investigación, acceso a los profesores que están mejor informados en los temas y nos ayudarán y tenemos acceso a un sistema de biblioteca sin igual

Estaremos atentos a un esfuerzo que promete ofrecer información fuera del círculo de los medios. Un esfuerzo que cómo ellos mismos indican, intentará revelar información "clara e independiente de las políticas públicas". Información no sesgada desde una de las universidades más prestigiosas del planeta.