Cada día que pasa queda más claro que el esfuerzo por censurar la red pasa por el hostigamiento económico. WikiLeaks es un claro ejemplo de ello estos días, E-PARASITES es la confirmación. La regulación de la que os hablábamos la semana pasada se fundamenta en conseguir que el lobby tenga el poder para cortar los lazos económicos de las webs, clave del entramado por encima del cierre de uno u otro sitio o la monitorización de los equipos. Hoy nos enteramos de que IFPI, la RIAA europea investigada este año por fraude, ha conseguido un acuerdo con VISA y MasterCard para acabar con la piratería a través del corte de pagos vía móvil.

Y es que resulta cuanto menos extraño que una organización a la que en el mes de julio se le investigaba por evasión de impuestos por una serie de documentos que incriminaban directamente al CEO, tenga la autoridad para llevar a cabo este tipo de acciones.

Al parecer, la historia comenzó a principios de este año, momento en el que IFPI anunció un acuerdo con Visa y Mastercard para cooperar con la policía europea contra la piratería y la venta de música ilegal. El acuerdo al que habían llegado suponía que la organización tendría la potestad de investigar los casos de infracción del copyright para luego informar a la policía y que estos activaran un corte en el proceso de pago de los servicios financieros de los sitios.

En julio se unió PayPal al acuerdo y hoy nos enteramos de que el esquema y poder que tendrá IFPI significará el corte de pagos que se realizan en la red a través de los móviles. El acuerdo cerrado con PhonepayPlus, un organismo que regula los servicios de este tipo de pago en el Reino Unido, así lo confirma:

>Phonepayplus, organismo regulador de PRS en el Reino Unido, trabajará con la policía e IFPI, que a su vez representa a la industria mundial de la grabación, para prevenir de forma proactiva la infracción de copyright en Internet

Lo que significa que IFPI pasará a informar a PhonepayPlus de cada sitio infractor para que esos datos sean reenviados a las compañía telefónicas y corten cualquier tipo de negocio con ellos. Como decía al comienzo, el futuro de la censura en la red pasa por ahogar las vías económicas de los sitios, no hacen falta troyanos espía, ni listas secretas de webs, ni monitorización de los usuarios, tan simple como firmar leyes y regulaciones y darle la potestad de señalar a la industria del entretenimiento.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.