Un periodista escribió esto en Twitter: Cuevana ofrece todos los grandes estrenos de Hollywood y finalmente ¡lo denuncian penalmente por transmitir en streaming un canal local! "Se deben querer matar", es el remate del tweet.

Así es, según el diario La Nación, el canal argentino Telefe, propiedad de Telefónica de España, decidió -tras algunos intercambios informales entre los abogados de ambas partes- denunciar judicialmente al sitio Cuevana. Esta presentación se haría en el transcurso del día de hoy en Buenos Aires. Textualmente el matutino informa:

El sitio argentino de películas y series online Cuevana fue alertado informalmente de una denuncia penal que presentarían hoy los abogados de Telefe. El canal, propiedad de Telefónica de España, argumenta que el sitio reprodujo contenido suyo y subió su señal abierta al portal, lo que para la empresa significa una violación a la propiedad intelectual, protegida en Argentina por la ley 11.723, de 1933. La telefónica española controla en el país su filial homónima, que comercializa la plataforma paga de video a demanda OnVideo.

La página argentina creada por Tomás Escobar (quien dio una entrevista recientemente a ALT1040) hasta ahora no había recibido intimación de ningún tipo por temas relacionados al copyright. Recordemos que Escobar asegura que el servicio que ellos ofrecen es sólo de indexación de series y películas, y que al no poseer en sus servidores el material que se reproducen, desde su punto de vista, no cometen ilícito.

En ese sentido, según La Nación, una fuente cercana a Cuevana asegura que: "El contenido de Telefe indexado es muy escaso y poco visto. Y en cuanto a la señal abierta subida en vivo al portal, algo que ya no funciona, en realidad era un frame de Justin.TV".

Por su parte, esto dijo Escobar a ALT1040 hace algunos días:

"Cuevana nació como hobby, y nunca estuvo la intención de lucrar de las obras de terceros. Hoy en día, debido al crecimiento del mismo, queremos llegar a un acuerdo con las productoras, distribuidoras y dueños de contenido para generar un nuevo modelo de negocios que beneficie a todas las partes, incluyendo el usuario. Por eso estamos en conversaciones para armar esto. Estamos trabajando para llegar a acuerdos con la industria, no queremos en ir contra de la misma. Simplemente esto se dio así desde un principio, como una necesidad personal".

Un detalle que no es muy alentador para Escobar, siguiendo la crónica del diario argentino: la presentación contra el sitio de películas llega pocas semanas después de que la Sala Sexta de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmara el procesamiento del tercer responsable de un sitio que suele ser también objeto de polémica, Taringa!. Así es como Alberto Nakayama también será demandado por publicar links que permiten la descarga de libros sin autorización de sus autores. En la misma causa, la misma sala ya había confirmado en mayo el procesamiento de Matías y Hernán Botbol, los otros dos dueños de Taringa!

¿Cuál será el futuro de estos sitios? ¿Lograrán reinventarse antes de que la industria los deglute? ¿Serán los Napster de nuestra era, apenas las cabezas de playa de una manera de compartir contenidos que se multiplicará en cientos de Cuevanas y Taringas? ¿O será la hora de redefinir términos y ver cómo ofrecer servicios similares a Cuevana de una manera en la que que el autor no pierda... pero tampoco el espectador? Muchas preguntas, muchas noticias, pocas certezas. Seguiremos informando.

ACTUALIZACIÓN: Hace algunas horas el director de contenidos de Telefe, Francisco Marmol, por su parte, dijo que no existe dicha denuncia, aunque eso no significa que Cuevana no sea merecedora de recibirla. Pero que. en definitiva, el canal no hará la presentación judicial con la que especularon infinidad de medios, ¿a raíz de una notificación informal que recibieron los abogados de Cuevana el jueves? La amenaza entonces sigue latente. Sólo latente.