>Ya podría estar ardiendo todo este sistema eléctrico que yo no podría ni abrir el grifo de la cocina sin rellenar el impreso 27B/6…

Solo es una coincidencia, pero en 1984 Terry Gilliam se encontraría en pleno rodaje de una película que recuerda continuamente a la obra de Orwell. Un año después se estrenaría dejando a público y crítica sin palabras. La mayoría aborrecían lo que acababan de ver, otros no tenían ni idea de donde se habían metido en el cine, el resto pensó que se encontraban ante una de las obras de ciencia ficción más grandes que habían visto en su vida. Este fue más o menos el reflejo de la época si nos fijamos en las críticas que recibió. En cualquier caso y pasados ya muchos años, hoy son más los que pensamos que el ex-Monty Python consiguió una obra asombrosa e inclasificable de nombre Brazil.

¿Se puede conseguir filmar una película de ciencia ficción que englobe distopía y humor mezclada con algo de cuento de fantasía y grandes dosis de drama? Gillian lo hizo. Brazil es eso y mucho más. Surrealismo y tragicomedia para narrar la historia de un tecnócrata dentro de un mundo asfixiante y opresivo marcado por el implacable sistema. Como telón de fondo la búsqueda del amor soñado por la que un genial Jonathan Pryce tendrá que abrirse camino en la pirámide social marcada por el miedo al terrorismo.

Creo que Brazil es igual de difícil de ver que de explicar. En parte y si no la has visto es mejor no desvelar casi nada acerca de la trama. Se trata de una de esas películas raras, surrealistas como muchas de las obras del director. Si habría que definirla de manera simple diríamos que es la versión cómica de 1984, aunque como diría el director posteriormente, no sólo retoma la obra de Orwell, en Brazil hay referencias a la mítica serie británica de los sesenta The Prisoner, a la mítica también El Tercer Hombre o incluso a Kafka en El Proceso.

Sea como fuere la película se estrenó en 1985. Hace 26 años, más de dos décadas desde que Terry Gilliam filmara una de las obras más inclasificables de su filmografía. Película de culto e imprescindible para muchos, fallida para otros, esta surrealista historia comienza en el Reino Unido, una país oprimido por un régimen autoritario donde vive Sam Lowry…

>En un extraño y deprimente universo futurista donde reinan las máquinas, una mosca cae dentro de un ordenador y cambia el apellido del guerrillero Harry Tuttle por el del tranquilo padre de familia Harry Buttle, que es detenido y asesinado por el aparato represor del Estado. El tranquilo burócrata Sam Lowry es el encargado de devolver un talón a la familia de la víctima, circunstancia que le permite conocer a Jill Layton, la mujer de sus sueños. Mientras la persigue, hace amistad con Harry Tuttle y se convierte en su cómplice…

– Uno de los papeles más recordados en la cinta junto al de Pryce es el del cameo de Robert De Niro. El actor interpretó el papel del fontanero Tuttle. Para ello acudió a varios cirujanos de hospital a que le aconsejaran sobre las empuñaduras de los instrumentos de cirugía. Luego los aplicaría a su personaje.
– La película será recordada por el difícil trago que tuvo que pasar su director. A los productores no les gustaba el montaje final, consideraban la película demasiado oscura y con un final impropio. Gilliam se negó a cambiar nada para su estreno en los cines. Finalmente los estudios de Hollywood decidieron cortar por su cuenta parte de la cinta. En la televisión norteamericana se acabó pasando la versión de la película bajo el subtítulo Love Conquers All, una versión que trastocaba completamente la idea original por una de corte romántico, eliminando parte del metraje y añadiendo un final edulcorado.
– Algo parecido le ocurría años después con la película «maldita» que nunca llegó a acabar The Man Who Killed Don Quixote.
– La odisea de Gillian termino convirtiéndose en un documental y un libro bajo el título de The Battle for Brazil. Este es el documental:

– Su paso por las taquillas fue casi igual de «accidentado», más cerca del fracaso que del éxito. Su posterior edición en VHS trajo consigo la versión con final feliz de los estudios de Hollywood. Más tarde, el DVD traería la versión original.
– Antes de que la película terminara llamándose Brazil, Gilliam barajó la posibilidad de titularla 1984 and 1/2 en homenaje a Fellini y a la obra de Orwell.
– Según el director, Brazil es la segunda película de una trilogía formada por Time Bandits y The Adventures of Baron Munchausen. Todas con un nexo de unión, la lucha por la imaginación y la libertad de pensamiento en un mundo opresivo.
– Si te preguntas por el surrealismo que se da en todo el diseño de producción, Gillian ofrecería su versión años más tarde:

>Mi idea era que pudiera ocurrir en cualquier momento del siglo XX. Así que usé elementos de todos los períodos: los trajes de una época, los edificios de otra… Aunque sí es cierto que todo tiene un cierto aire rancio, hay cierta sensación de estar en el pasado pero la tónica dominante es la mezcla. De hecho, también mezclamos diferentes momentos del desarrollo tecnológico: las pantallas de vídeo son en realidad viejas máquinas de teletipos, las computadoras ultramodernas tienen un aspecto muy poco moderno, se siguen utilizando los tubos neumáticos…

– También explicaría donde surgió la idea del filme:

>Estaba buscando exteriores para La Bestia del Reino, era la hora del atardecer y el polvo de las industrias locales recubría la arena con una capa negra. En este extraño cuadro, de una belleza singular, vislumbré a un hombre sentado, con una radio portátil, escuchando ‘Brazil’. La melodía, el ritmo latino parecía evocar un mundo menos gris, que arrastraba al oyente dejos de las fábricas, de las torres de acero y las cadenas de montaje. Esta primera imagen fue el punto de partida del film. Todo se darrolló a partir de ella, a pesar de que no aparece en ningún momento del guión.

– Este es el final de la versión Love Conquers All que se sacó de la manga Universal Studio. Nada que ver con la obra original y una evidente falta de criterio. Podríamos decir que se trata de un spoiler, pero si no la has visto evita esta versión a toda costa:

– Para el papel de Kill se pensó en Jamie Lee Curtis, Madonna, Rosanna Arquette o Ellen Barkin. Finalmente se lo llevaría Kim Greist.
– Ironías del destino, a Gilliam le llovían las ofertas tras Los Héroes del tiempo. Anunció el proyecto de Brazil y todos los estudios lo querían. Rechazó a Warner y Paramount porque no le permitían tener derecho al final cut, al montaje definitivo. Una decisión de la que seguramente se arrepintió toda la vida.
– Para finalizar este pequeño homenaje a la obra de Gilliam, dos vídeos. El primero se trata del trailer oficial de 1985. El segundo es una recopilación de imágenes a modo de tributo. Que lo disfruten.

Les recuerdo que para el siguiente **Retrogeek** pueden aportar sugerencias sobre sus películas favoritas. Lo podéis hacer a través de los comentarios o vía mi cuenta de Twitter @iblogblog.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.