Nos veremos en otra vida, pero nunca más en ésta...

Muchos de nosotros le debemos a Jim Henson parte de lo que somos. Crecimos y nos hicimos mayores con los personajes que este genio titiritero fue creando a lo largo de su dilatada carrera. A los famosos shows de los Muppets y el archifamoso Sesame Street, James Maury Henson llevó a la pantalla dos obras maestras que nos trasladaban a universos mágicos: la brutal Labyrinth y la inolvidable The Dark Crystal, filme imperdible para que todo niño crezca con una infancia como merece.

Y es que aunque cueste creerlo para los que vivimos esa época, de la imaginación de este hombre salieron los mundos de fantasía con los que millones de pequeños soñaban. Marionetas que se adelantaron a la tecnología actual en una era donde no teníamos Internet y con la que aún hoy, pasadas tres décadas, siguen manteniendo el mismo aura de genialidad en el imaginario de muchos.

The Dark Crystal debería ser una película imprescindible para todos. Una cinta que crea adicción por el tratamiento casi artesano para construir semejante mundo. Mitología, fantasía y aventuras para un público presuntamente infantil que al igual que ocurre con Pixar no tiene edades.

Junto a Henson es imposible no hablar de la labor de Frank Oz, la mitad de Henson en la obra. Su gran amigo y también titiritero co-dirigió el filme con el sello del talento del hombre que hizo de Yoda. Ambos construyeron una historia única, tanto en los personajes y criaturas que recuerdan a la mitología como en la construcción de un paisaje onírico inédito.

La película fue estrenada en 1982. Hace 29 años, casi tres décadas desde que Henson y Oz imaginaran una obra que con el tiempo ha pasado a ser parte de nuestra cultura popular y clásico referente de las obras fantásticas. Aunque fuera a comienzos de la década de los 80, la búsqueda por restaurar el planeta comenzaría tiempo atrás...

Hace mil años el Cristal Oscuro fue dañado por un Urskeks, comenzando un periodo de caos para todo el planeta. El cristal ha de ser reparado, si no el demonio Skekses se quedará con el control absoluto para el resto de los tiempos. Jen, el último superviviente de los Gelfings, quiere devolverle al cristal su poderoso resplandor, iniciando así el día con la peligrosa búsqueda de una solución para restaurar el orden en el planeta...

  • Las criaturas más difíciles de interpretar fueron los Mystics debido a su posición, por lo que los actores tuvieron que ir agachados.
  • De la misma forma, los zancudos debían llevar un cable de seguridad conectado a una grúa para evitar males mayores.
  • El año de su estreno fue anunciada como la única película de acción real donde no aparecían humanos.
  • El artista conceptual fue Brian Froud, quién conoció en la película a la diseñadora de las marionetas Wendy Midener. Luego se casaron.
  • Sierra Venture sacaría el videojuego de aventura basado en la obra con el mismo título de la película:

  • Fue la película más taquillera en 1983 en Francia y Japón.

  • La historia detrás de Los Zancudos comenzó el día que Robbie Barnett, uno de los mimos, caminaba en el set con zancos de 3 metros. Brian Froud lo vió y se imaginó lo que podría hacer con 4 zancos. De ahí surgieron.
  • Bajo el título de World of the Dark Crystal se escribió un libro paralelo a la película. Existen varios mini-documentales sobre la producción. Estos tres clips nos muestran parte de la obra:
  • Los trajes de los Garthim eran tremendamente pesados (27 Kg). Producción ideó una especie de percheros "humanos" para que los actores pudieran descansar.
  • El trabajo de pre-producción giró en torno a los diseños de Froud sin un guión predeterminado, a partir de ahí crearon la historia.
  • Aquí dos escenas eliminadas que salieron posteriormente en el DVD:

  • Gates McFadden fue la coreógrafa de los actores que manejaban las marionetas. También es la Doctora Beverly Crusher en Star Trek: Next Generation.

  • La mayoría de los actores elegidos durante el casting eran bailarines, payasos, mimos y acróbatas.
  • Los primeros borradores del guión hablaban de Jen y Kira viajando a través de un mundo subterráneo donde encontraban a unas extrañas criaturas de una minería. El conceptó acabó integrándose más tarde en los Fraggle Rock.
  • Los Skeksis se basaron en un principio en los 7 pecados capitales, como son 9, se repitieron.
  • Para finalizar este pequeño homenaje a esta obra de culto, dos vídeos. El primero se trata del trailer original de la película en 1982. El segundo es un tributo de 6 minutos con pasajes del filme. Que lo disfruten.

Les recuerdo que para el siguiente Retrogeek pueden aportar sugerencias sobre sus películas favoritas. Lo podéis hacer a través de los comentarios o vía mi cuenta de Twitter @iblogblog.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.