Imaginemos que todos nuestros ordenadores cedieran parte su capacidad de procesamiento para conseguir un superordenador distribuido que ayude a procesar la ingente cantidad de datos de las estrellas y la galaxia y comprender lo que ocurre allá afuera. Pues esto tiene desde hoy un nombre, theSkyNet, un proyecto científico donde el crowdsourcing y el denominado por los investigadores "ciencia ciudadana" serán parte fundamental del proyecto. Tras la reestructuración de SETI, surge una nueva iniciativa de colaboración por la búsqueda de vida extraterrestre.

La idea es la de conseguir todos los PCs posibles en la búsqueda de datos de las fuentes de radiación que revelan las estrellas, galaxias u otras estructuras cósmicas. Organizado por el Centro Internacional de Radioastronomía de Investigación (ICRAR), el proyecto se ha lanzado hace unas horas con una primera fase donde se pide la ayuda de miles de ordenadores que analicen los datos. Para ello una de las fuentes de datos será el Square Kilometre Array (SKA), donde se utilizarán miles de antenas parabólicas para crear "el cielo más sensible jamás construido" y que se ubicará en Australia o Sudáfrica.

A pesar de que SKA tendrá su propio cuadro de superordenadores para analizar los datos, se espera que produzca tanta información que sean necesarios varios "filtros" para obtener las muestras más interesantes y es ahí donde Skynet formará parte de ese gran filtrado. Peter Quinn, director de ICRAR, decía en el comunicado de hoy lo siguiente:

A medida que diseñemos, desarrollemos y cambiemos la próxima generación de radiotelescopios, los recursos de supercomputación de procesamiento de la gran cantidad de datos necesitarán cada vez mayor demanda de análisis. El proyecto Skynet tiene como objetivo complementar el trabajo ya realizado con la creación del método de ciencia ciudadana, de manera que los radioastrónomos puedan acceder a los datos del proceso en las formas y fines que de otra manera hubieran sido imposibles

Mediante la conexión de cientos de miles de ordenadores, así como a través de Internet, será posible simular una única máquina capaz de procesar señales desde el espacio para que puedan ser utilizados por los científicos y apoyar su trabajo

Hay que decir que antes de que se construya SKA se debe finalizar el proceso actual de búsqueda de equipos y unir todos los datos y proyectos de astronomía actuales. Los voluntarios a contribuir deberán descargarse un pequeño programa que proporcionará al equipo de investigadores la posibilidad de utilizar los datos de los ordenadores. Desde ICRAR también aseguran que el programa de Skynet será mínimo y no ocupará ni frenará el uso diario de los PCs. Los datos que genere cada ordenador serán divididos en pequeños paquetes para evitar una caída de conexión en las redes participantes.

Este proyecto de computación distribuida es uno de los primeros esfuerzos que se crean en la materia para estudiar las radiaciones y las posibles evidencias de vida extraterrestre tras el instituto SETI, el cual hace unos días anunció una plataforma ciudadana científica muy similar a través de la setiQuest Explorer.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.