La noticia es la consecuencia ya anunciada en el mes de julio. En ese momento se supo que la disputa judicial que mantenía Hotfile con los propietarios de los derechos de autor tomaba dos caminos. Por un lado la Warner pedía que la compañía revelase los datos de sus clientes. Por el otro, Hotfile anunciaba que demandaría a Warner por abusar de su herramienta antipiratería. Hoy la demanda es un hecho y el servicio de hospedaje acusa al estudio de cine de abusar de forma sistemática con su herramienta antipiratería para derribar cientos de títulos que no poseen derechos de autor, incluyendo software libre.

Como decía al principio, la lucha de Hotfile con los propietarios de derechos viene de largo pero no ha sido hasta al pasado 30 de agosto que ha decidido enfrentarse al poderoso estudio. Ese 30 de agosto se producía un fallo histórico que podría poner en serio peligro al resto de sistemas como Megaupload o Rapidshare ya que un tribunal federal ordenó al servicio a revelar los datos de los usuarios, la identidad de cada uno junto a los ingresos de sus afiliados y la información financiera de la empresa a la MPAA. El argumento, según el juez, que la MPAA necesita esta información para demostrar que Hotfile se beneficia de la infracción del copyright y la promociona.

La demanda interpuesta hoy por el cyberlocker busca paliar los daños y perjuicios que compensen a la empresa todas las pérdidas que han sufrido por culpa de la Warner. A principios de este año cinco grandes estudios demandaron al servicio por delitos de infracción del copyright, un caso que aún sigue en curso y cuyo último acto fue el fallo a favor de la MPAA.

Hoy el estudio es acusado de utilizar la herramienta antipiratería (que Hotfile les había construido) de manera "errónea" con el fin de abusar de su situación y derribar productos que no poseen copyright. La demanda dice:

No sólo Warner y el resto de estudios presentaron un litigio carente de fundamento y artificioso contra Hotfile, sino que han estado empleando tácticas agresivas. Warner ha repetido de manera imprudente e irresponsable acciones que tomaban falsamente los derechos de autor en el material que se alojaba en Hotfile

La historia es la siguiente. Hotfile desarrolla una herramienta para los titulares de derechos que permite eliminar un número ilimitado de archivos siempre y cuando tengan que ver con los derechos de autor. Pues bien, lo que denuncia Hotfile es que Warner utilizó el sistema para "llevarse" archivos que no estaban sujetos al copyright. El cyberlocker asegura que cientos de archivos fueron eliminados ilegalmente incluyendo software libre, en muchos casos material que había estado en los puestos top de descargas:

Warner eliminó archivos que habían sido top, de los más descargados por los usuarios, archivos de software libre que el autor había subido a nuestro sistema como medio que es para la distribución de software libre. En ningún momento Warner estaba autorizado por el dueño o Hotfile para eliminarlo

¿Y qué dice a todo esto Warner? El estudio se escuda en que todo se debe a fallos, una serie de errores que parecen originarse por un lector de escritura automático que Warner utiliza para detectar material infractor.

Desde el punto de vista del cyberlocker se sospecha que los continuos derribos de materiales de forma ilegal son un plan para obtener ganancias por parte del estudio. Al parecer y de acuerdo al servicio de hospedaje, Warner le llegó a ofrecer a Hotfile la posibilidad de un acuerdo de afiliación donde el contenido de Hotfile derribado (o eliminado) fuera reemplazado por una serie de correos a los usuarios con enlaces a las tiendas de películas de la compañía. Por lo tanto se cree que mientras más "derribos" más ganancias potenciales podrían tener.

Warner tenía un motivo económico para que ocurrieran estas distorsiones. A principios de 2010, Warner le propuso un acuerdo comercial a Hotfile. Se trataba de un trato para presentar enlaces de comercio electrónico para los usuarios de Hotfile, los cuales podrían adquirir un archivo de Warner para el beneficio de la propia Warner en lugar de los enlaces que Warner había eliminado previamente con el uso de la herramienta anti-piratería. Al aumentar el derribo de enlaces a propósito, aumentarían el número de correos a los enlaces de compra de sus películas

Desde luego, se trata de un juicio doble y paralelo enrevesado en el que Hotfile lucha a solas contra la industria del entretenimiento y por ende del copyright. En este caso las pruebas presentadas parecen darle la razón a Hotfile ante el intento de extorsión de Warner con los usuarios del cyberlocker en lo que parece una violación intencionada de la relación "contractual" que mantenían. Dados los antecedentes, no debería extrañar a nadie.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.