Si hace una década hubiéramos leído este titular, seguramente estaríamos hablando de la transacción del siglo. Por desgracia, dos empresas que solían dominar el panorama de Internet hace diez años, ahora se encuentran peleando por **mantenerse en la competencia.** Así, ahora existe la posibilidad de que ambas unan fuerza para recuperar un poco del territorio perdido.

[La salida de Carol Bartz](http://alt1040.com/2011/09/carol-bartz-ceo-de-yahoo-es-despedida) como CEO de Yahoo! reavivó las especulaciones sobre posibles compradores de la compañía. Si bien Microsoft fue [el primer postor](http://alt1040.com/2008/02/microsoft-yahoo) que nos vino a la mente, ahora resurge AOL con una oferta en la mesa. De acuerdo con Bloomberg, **Tim Armstrong** [está en conversaciones](http://www.bloomberg.com/news/2011-09-09/aol-said-to-discuss-deal-with-yahoo-advisers.html) con consejeros de Yahoo! sobre una posible operación entre ambas empresas. La idea es que Yahoo! adquiera a AOL. El valor de Yahoo! en el mercado es de 18.2 mil millones de dólares, mientras que el de AOL es de «apenas» 1.6 mil millones. Así, Armstrong se convertiría en el CEO de esta nueva empresa.

AOL ya había [tocado las puertas de Yahoo!](http://alt1040.com/2010/10/yahoo-y-aol-fusion-a-la-vista) en 2010, pero Bartz desechó la propuesta. Desde que AOL se emancipó de Time Warner en 2009, sus números han caído de forma drástica, perdiendo casi **800 millones de dólares**. Los tiempos parecen aún más oscuros si consideramos que las conexiones por marcación (*dial-up*) eran su principal fuente de negocios. Aunque AOL todavía mantiene ciertos negocios estables como el blog de tecnología TechCrunch o el diario The Huffington Post, su cuota de mercado continúa en picado.

A Yahoo! tampoco le ha ido muy bien los últimos años. De tener un valor de 80 mil millones de dólares, ahora está tasada aproximadamente en 20% de ese monto. ¿Es conveniente este movimiento? No me parece que una fusión entre dos empresas que **no tienen ni idea** hacia dónde dirigirse sea lo óptimo. Ambas compañías padecen del mismo mal: vivir de la (poca) fama que les queda, sin tener una noción sobre a qué dedicarse de lleno. Lo siento, pero dos errores juntos no suman un acierto.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.