Uno de los más grandes retos, y también ventajas de comenzar a utilizar cámaras réflex es la diversidad de lentes a las que uno tiene acceso. Aquí no nos encontramos con una lente única con varias capacidades como en las máquinas bridge or las point-and-shoot, sino con lentes específicas para cada una de nuestras necesidades.

Por lo tanto es importante conocer tus lentes, no solo el focal o el brillo que estas puedan tener sino el tipo de montura que posee y cual es la que tu cámara acepta. Sin una montura equivalente, la lente será inútil para tu cámara. Hay que ir con cuidado con los diferentes tipos de montura de tu cámara porque prácticamente cada marca tiene su propio estándar.

Los lentes se unen al cuerpo de la cámara a través de una montura que aunque usualmente es de carácter mecánico es común hoy en día también encontrar conexiones eléctricas.

En general las monturas son incompatibles entre cámaras de diferentes modelos, aunque existen algunos intentos de estandarizar la industria:

* Las monturas de rosca para la Leica M39
* Las montura de rosca M42
* Las monturas de bayoneta de Pentax PK.

Montura de bayoneta “cuatro tercios”

La montura Cuatro Tercios creada por Olympus y Kodak para cámaras digitales es lo más cercano que tenemos actualmente a un estándar. El sistema provee un estándar para lentes de cámaras digitales y que permite el intercambio de cuerpos y lentes entre diferentes marcas. Se trata de un estándar abierto, pero las compañías sólo pueden usarlo a través de un acuerdo de confidencialidad.

A diferencia de sistemas anteriores, el Cuatro Tercios ha sido diseñado para ser completamente digital, con lentes computarizados. El estándar Cuatro Tercios no se refiere únicamente al tipo de montura, sino sirve también para el tamaño de sensor, y un énfasis en el ratio 4:3 (del que saca su nombre).

Antes de comprar

A pesar de estas monturas relativamente estándares hay una inmensa variedad de opciones, en ocasiones con diferencias muy pequeña. Si siempre compras lentes de la misma marca que el cuerpo de tu cámara no tendrás dificultades, el verdadero problema llega cuando deseamos utilizar lentes de cámaras antiguas o de segunda mano en cámaras digitales modernas.

Antes de comprar o de intentar utilizar un lente desconocido en nuestra cámara es necesario investigar un poco acerca de la compatibilidad ya que incluso aunque parezcan que sean compatibles no lo son. Por ejemplo los lentes Tamron T2 utilizan monturas de 42 mm igual que los M42 pero la rosca es más fina y se encuentra más alejada de plano del negativo. Estos lentes pueden arruinar fácilmente el cuerpo a pesar de que a primera vista parezcan compatibles.

Para esto es necesario reconocer el tipo de montura a través de una guía:

* SLR Mount Identification Guide es un índice muy completo con fotografías de los principales modelos de monturas.
* Lista alfabética de tipos de monturas es otro índice muy completo.

Si nos encontramos frente al reto de intentar utilizar un lente de un modelo frente a una cámara de otro modelo, existe la posibilidad de utilizar adaptadores de montura que son posibles de encontrar en muchas casas fotográficas. No todas las combinaciones serán posibles, y tendremos más suerte si poseemos una cámara con montura M42 de rosca ya que esta posee bastantes adaptadores diferentes. También existen proyectos para realizar adaptadores caseros pero el nivel de experiencia y habilidad es ciertamente elevado.

15 respuestas a “Monturas de lentes”