HADOPI, el organismo público francés al servicio de la industria más necia que existe en este planeta, publicó en enero un estudio que relaciona el porcentaje de consumo de bienes culturales legal e ilegalmente con la cantidad de dinero que gastan los usuarios de redes de file-sharing. Joe Karaganis, académico responsable del fantástico estudio Media Piracy in Emergening Economies (reseñado previamente en ALT1040), explica de un modo más claro los resultados del estudio HADOPI:

  • 7% de los encuestados gastan más de 100 euros en bienes culturales en el Internet. El 64% de ellos acepta que realiza un “uso ilícito” de redes de file-sharing.

  • 17% gasta de 31 a 99 euros al mes. De ellos el 57% admite “uso ilícito”

  • Entre los que dicen no gastar nada, solo 36% son piratas.

Claro que en lugares como México o regiones latinoamericanas la situación es muy distinta (no hay tanto acceso a internet), sin embargo, el hecho de que la industria clame que las ventas de piratería callejera (este estudio se refiere al file-sharing) los esta matando, demuestra que existe un sector bastante grande dispuesto a pagar por contenido. Que no tengan opciones para hacerlo de forma legal debido a precios innacesibles… es otra historia y un problema de mercado, no de leyes de regulación del internet. Pero bueno, la regulación de precios no es nuestro problema..

Para Karaganis lo que agencias como HADOPI hacen es eliminar a los mejores clientes de la industria a la cual sobreprotegen. Yo remataría citando a Mike Mansick de Techdirt:

Y suprimiéndo los medios de comunicación al mismo tiempo — daño colateral sin ningún buen propósito. ¡Brillante!

👇 Más en Hipertextual