Vía Torrent Freak tenemos más detalles del caso MPAA vs Hotfile, en el cual como era de esperarse, el grupo de lobby hollywoodense exhibe por sí solo el porque la industria que representa, ha perdido el beneficio de la duda.

MPPA solicitó que se revelaran las direcciones de IP de sus usuarios así como el código fuente de Hotfile. De la misma forma, Hotfile pide que la MPAA revele la forma en la cual encuentra material con copyright en las redes, que material tiene prioridad y los lugares en donde hacen sus búsquedas.

MPPA pide a la corte que su información se maneje como “secreto industrial” ya que la publicación de esta información podría tener consecuencias desastrosas y convertir a los piratas en más inteligentes de lo que son. En verdad, no es que los piratas sean más inteligentes --además de ser excelentes clientes--, lo que pasa es que los corsarios simplemente no lo son.

Pero no es todo, la MPAA trajo a colación la deplorable relación entre drogas y copyright (que por cierto lanzó al estrellato al flamante Director de IMPI en México), para defender su negativa de hacer públicas sus tácticas:

Esto no es diferente al perjuicio a la aplicación de la ley que provocaría si se revelará a los traficantes de droga donde estan llevando a cabo los agentes operaciones de vigilancia, o sus puntos de interdicción, los informantes confidenciales que estaban usando o los detalles de la tecnología que utilizan para detectar las rutas de los traficantes en los Estados Unidos.

Continuando con la analogía del narcotráfico, claramente los esfuerzos de aplicación de la ley se verían seriamente comprometidos sí los delincuentes conocieran las ventanas de tiempo en la que los agentes planean reforzar las actividades de investigación, cuáles son los determinados fármacos que tienen prioridad, qué sospechosos de tráfico la polícia decide no detener con el fin de no comprometer las investigaciones en curso, y qué niveles de posesión de drogas darían lugar a una persecusión.

Memorandum Mpaa Hotfile

Lo que estos genios estan haciendo aquí no es solo comparar el mal de la droga con la piratería, además estan comparando -- ellos mismos-- sus productos con drogas. Les encargo el dato de alguien que haya muerto por sobredosis de P2P, por favor.

También comparan a sus potenciales clientes con traficantes y dejan ver que la forma en la que combaten la piratería no es menos deplorable que la forma en la cual el gobierno de los Estados Unidos lucha a la vez que permite la entrada de armas de forma ilegal, rápida y furiosa a México.

Curioso que la MPAA y el director del IMPI México utilicen el mismo lenguaje manipulador y escándaloso. ¿Quién habrá inventado esta gran metáfora? ¿El huevo o la gallina.? A la gallina de los huevos de oro, sin duda, se le están acabando los argumentos. Les recomiendo leer este post: Sunset Boulevard terrorists.

Lo que es cierto y tenemos que agradecer, es que sean tan explícitos al bozquejar la bajeza de las tácticas utilizadas en la Guerra contra el Narcotráfico® y en la Guerra contra el Compartir. ¿Tal vez por esta razón no quieren que la información sea pública y sus tácticas sean tratadas como secreto industrial?

Justo cuando pensamos que ya no pueden hacer comparaciones más víles, la industria cae más bajo. Nadie ha muerto por compartir archivos protegidos con copyright. Hay 50,000 mil muertos en México gracias a una guerra basada en el mismo principio que la persecusión de la piratería: la criminalización. La agenda y construcción de este discurso ha sido investigado por científicos sociales con seriedad y no existe relación sistemática entre las drogas y (lo que ellos llaman) la piratería, que pueda ser comprobada.

Por lo tanto sus metáforas de protección y persecusión criminal de supuestas infracciones al copyright, de la misma forma que sucede con las drogas, tampoco son válidas.

¿Que pasaría si se legalizaran las drogas y el file-sharing? Muy simple: Se acabarían ambas guerras. Pero la guerra es muy buen negocio para algunos ¿verdad?

Lo dijo Cicero hace siglos en De Officis: “el pirata es el enemigo común de todos”. ¿Y los corsarios?

Irrespetuosos, víles, deplorables. No hay palabras que describan la falta de respeto que esto significa, en México hay una guerra y no es metáfora.