Puedes acceder a Oz a través de tu computadora, tu teléfono móvil, incluso el televisor. Ahora empecemos a experimentar el mundo de Oz.

Él es un genio matemático. Ella, una embustera. Él responde al nombre de Kenji Koiso. Ella, al de Natsuki Shinohara. Kanji ama la tecnología, pero más los retos matemáticos. Natsuki ama pasarla bien en vacaciones, más si es en medio de su milenaria familia. Y así, un día como cualquiera, mientras el verano cubría todo Japón, ese par tan dispar inició un verano de auto descubrimiento, hacking, vida, muerte y, por supuesto, romance.

Primero, vamos personalizar tu avatar [...] Veo que has creado un avatar adorable.

Aceptémoslo, el caracter de una persona se forja a fuerza de dificultades. Quiero decir, de enfrentarlas con agallas, sin miedo al tamaño del enemigo, sin importar si es externo o interno, mucho menos si se gana o pierde. La vida es acción, la vida es luchar; es dar el FUAAAA dirían algunos desde ya. Summer Wars es eso: la gran batalla contra uno mismo representada con avatares inmersos en la mayor de las redes sociales de Internet, una inteligencia artificial enemiga hambrienta de conocimiento --la botnet definitiva-- y una pizca de artes marciales.

A decir de Summer Wars, si quieres vencer(te) en serio, tienes que trabajar en equipo, el de la familia si es posible.

Toda tu información personal estará protegida con nuestro sistema de seguridad a nivel mundial.

El conjunto de temas tratados en Summer Wars es variopinto. El consejo es no abrumarse, tomar un poco de aire y reiniciar. En cada visionado verás nacer una rica reinterpretación de los símbolos y hechos de la película.

Merecen una mención a parte los detalles. Como cuando Kenji recibe el código vía móvil, o la asombrosa descripción de la red Oz con la que inicia la película, y la formación de redes sociales físicas y virtuales enfrentadas en una trepidante batalla de la que no te hablaré más.

Te aseguro que Summer Wars merece la pena ser vista una y más veces porque estás ante una de las mejores películas de Anime que puedes hallar, gestada por Mamoru Hosoda, director de esa otra joya del Anime que es La chica que saltó a través del tiempo. Una experiencia imperdible para todo tecnólogo que se precie de serlo. Si no, también.