Un rumor de lo más postergado en el sector del videojuego apunta a una videoconsola de bolsillo engendrada por Microsoft. La compañía, que por mucho tiempo negara sus planes de entrar en la industria, sorprendía a propios y extraños con su primera Xbox. Hoy día mantiene una encarnizada lucha con la otrora líder en sobremesa.

Hay quien piensa que Nintendo 3DS y PS Vita copan todo el espacio que quedaba disponible. Un tercero en discordia, dicen algunos analistas, carece de sentido, máxime en el caso de Microsoft, cuyo pasado en lo que a gadgets móviles se refiere no se nos escapa.

Dennis Durkin les da la razón: Microsoft recién empieza a prosperar en lo que a sistemas operativos móviles se refiere (integrando Xbox Live en su plataforma) como para pensar en portátiles. Especialmente tras el tímido arranque de 3DS y las pesimistas previsiones en torno a PS Vita:

En cuanto a máquinas de bolsillo dedicadas, restan por discutir ciertas cuestiones sobre modelos de negocio. La gente lleva pidiéndonos una portátil bastante tiempo, pero no creemos que sea el momento oportuno.
Mira a Nintendo 3DS, ha tenido un arranque comedido, pese a resultar un producto de lo más competitivo. Todo dispositivo portátil de estas características suele atravesar rachas complicadas, es normal.
El mercado portátil es cada vez más arriesgado, máxime con terminales móviles cada vez más inteligentes. Por eso hemos decidido centrar nuestra apuesta en el sector telefónico, integrando Xbox Live en Windows Phone 7, por ejemplo.

Los juegos de Xbox Live, de hecho, suponen ya el 70% de los ingresos jugables del SO. Si a eso sumamos su inminente compatibilización con Kinect, parece lógico que en Seattle nadie piense en otra cosa que no sea el prometedor mercado de los juegos móviles.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.