Hace ya más de un año desde que Apple presentase el iPhone 4 y en la pasada keynote del 6 de Julio la compañía presentó todas las novedades referentes a iOS 5, Mac OS X Lion y iCloud pero ni una sola pista referente a un nuevo modelo del popular teléfono, rompiéndose así la tradición iniciada con el iPhone 3G que había ido actualizándose en lo sucesivo cada año. Las previsiones apuntaban a un nuevo modelo para otoño, pero según algunos rumores los herederos del iPhone actual no sería uno como hasta ahora sino dos modelos distintos que se diferenciarían sobre todo en sus prestaciones, funcionalidades y sobre todo en el precio.

Así, tendríamos un iPhone 4S que supondría una puesta a punto del actual, con procesador A5, más RAM y probablemente una mejor cámara (de 8 Mpx) tanto trasera como frontal y luego además el iPhone 5 propiamente dicho, que vendría con un rediseño mucho más profundo, mucho más completo y con un mejor hardware y funcionalidades nuevas. Aparte de las prestaciones, la principal diferencia que señalaba antes y la que da sentido a toda esta curiosa avalancha de rumores sería en el precio, por un lado el modelo avanzado vendría a costar (sin subvencionar) en torno a los $600 dólares que cuesta actualmente y por otro el 4S que si situaría en una franja mucho más asequible que se movería en torno a los $300-400 dólares. El principal objetivo de este segundo terminal más barato sería competir directamente contra el mercado Android que le está comiendo mucho terreno a Apple precisamente por ofertar teléfonos más baratos en un rango de precio mucho más amplio.

La ronda de rumores también especifica que la producción del o de los nuevos terminales empezaría en Junio, estando disponible para septiembre. Una vez expuestos los hechos toca analizarlos con un poco más de frialdad y ver si todo encaja ¿tiene sentido esta supuesta nueva maniobra de Apple? Aparentemente sí, el ofrecer un terminal más barato sería una muy buena posibilidad de plantar cara ante la cada vez más feroz competencia. Pero en la práctica, más si tenemos en cuenta de que hablamos de la compañía de la que hablamos, a mí me parece una posibilidad bastante remota.

Es sólo una opinión personal, pero para empezar ese 'supuesto modelo más barato' ya existe, y se llama iPhone 3GS. Está claro que la compañía no lo promociona tanto como su querido iPhone 4 pero puede adquirirse por un precio sensiblemente menor tanto en EEUU como en otros muchos países como, por ejemplo, España, donde sigue disponible en la web de Movistar. Por otro lado Apple es una compañía que siempre se ha caracterizado (y ha alardeado de ello) de no vender 'experiencia de usuario' y 'usabilidad' muchas veces por encima de la libertad, tanto en software como en hardware, y la flexibilidad en sus equipos. Precisamente por esto y sobre todo de cara también a los desarrolladores se me haría raro que la compañía rompiese con esa unificación de dispositivos, de experiencia de usuario y de flexibilidad ofreciendo dos tipos de hardware distintos y dos maneras de poder exprimir las aplicaciones al máximo.

Llamadlo mera intuición, pero simplemente no me cuadra, no sería una manera de proceder muy à la Apple. En cuanto al lanzamiento en Septiembre yo retrasaría un poquito más aún el calendario, y diría Octubre, en la presentación de iOS 4 el año pasado también anunciaron iOS 4 para iPad para la temporada de Otoño y acabó llegando para esas fechas, así que se me hace más que probable que la ansiada presentación oficial y lanzamiento de iOS 5 legue con un nuevo modelo de iPhone bajo el brazo. Es lo que ocurre con toda la rumorología, que sólo el tiempo la acaba aclarando pero ¿qué opináis vosotros? ¿Tiene sentido la existencia de dos modelos de iPhone con distintas prestaciones y precio? ¿Llegará el iPhone 5 junto con iOS 5? ¡Comentad!

👇 Más en Hipertextual