Ahí estaba yo, es decir, Alex; y mis tres drugos, Pete, Georgie y Dim. Estábamos en el Dorova Milk Bar. En el Dorova Milk Bar servían leche plus: leche con venloceta, o con drencromina, que era lo que estábamos tomando. Aquello nos agudizaba los sentidos, y nos dejaba listos para una nueva sesión de la vieja ultraviolencia…

Así daba comienzo una de las obras más grandes que ha dado la historia del cine, A Clockwork Orange. Producida, escrita y dirigida por Kubrick en 1971, el filme es una adaptación de la novela homónima escrita por Anthony Burguess en 1962. Película de culto, obra inclasificable y detestada y admirada a partes iguales. Creo que el mismo término que emplean en el filme, "ultra", podría valer para expresar lo que uno siente al verla por primera vez. La historia de una pandilla sádica y violenta y su omnipresente jefe, Alex, sirvió como escenario para que el genio de Kubrick diseccionara y llevara a cabo una ácida crítica sobre las relaciones entre los jóvenes, las teorías conductivas, la religión, la violencia, el sexo… desde una perspectiva nunca antes vista en el cine. Una película difícil de catalogar dentro de un género, quizá cercana a la distopía de una sociedad futurista con elementos que rompían por completo cualquier juicio sobre una obra anterior como esa banda sonora de música clásica que tan bien acompañaba a los personajes.

Este año se cumplen 40 años de su estreno. Cuarenta años que han acabado conformando este clásico en todo un alegato generacional. Posiblemente la película más influyente y transgresora de Kubrick (junto a 2001), tanto, que muchos la han tachado de apología de la violencia. En cualquier caso estos 40 años han dado para comprender aún mejor la cinta. Homenajes, apariciones, retrospectivas, libros, curiosidades... Estas son algunas de las curiosidades y datos que nos dejó la película, un icono pop atemporal cuya sinopsis comenzaba así:

Gran Bretaña, en un futuro indeterminado. Alex (Malcolm McDowell) es un joven muy agresivo que tiene dos pasiones: la violencia desaforada y Beethoven. Es el jefe de la banda de los drugos, que dan rienda suelta a sus instintos más salvajes apaleando, violando y aterrorizando a la población. Cuando esa escalada de terror llega hasta el asesinato, Alex es detenido y, en prisión, se someterá voluntariamente a una innovadora experiencia de reeducación que pretende anular drásticamente cualquier atisbo de conducta antisocial...

  • El lenguaje utilizado en la película es el Nadsat, una jerga ficticia que mezcla y comprime el eslávico (principalmente el ruso) con el inglés y el Cockney. Burguess, autor del libro, utilizó este recurso
    para hacer atemporal la obra y evitar así que con el tiempo pareciera desfasada.
  • La famosa imagen que ilustra muchas portadas y merchandising, con el ojo de Alex y esa gran pestaña, se pensó en el último momento. En los inicios del rodaje, Kubrick pensó que con una pestaña era suficiente cuando vió por primera vez a McDowell.
  • La escena de la violación, mientras Alex canta Singin´in the Rain tiene dos teorías (ninguna verificada). La primera cuenta que mientras Malcolm McDowell se preparaba en el set, tarareaba la canción, momento en el cual el director decidió añadirla. La segunda teoría cuenta que Kubrick le pidió a McDowell que cantara, éste tarareó el tema y Kubrick compró los derechos de autor.
  • La escena en la que Alex se tira por la ventana se rodó tirando realmente una cámara por la ventana, de manera que se pudiera conseguir mayor realismo.
  • Durante el famoso tratamiento, McDowell se rayó la córnea. La escena tuvo a un médico real a su lado (el mismo del filme) que le proporcionaba solución salina. Cuando acabó la película el protagonista no pudo volver a utilizar gotas en los ojos.
  • Los Rolling Stones estuvieron a punto de ser los protagonistas de la película. Fue en 1971 tras los primeros intentos de Andrew Loog, magnate de la música, por hacerse con los derechos del libro y lanzar al estrellato del cine a la banda.
  • Bajo esa misma premisa, se pensó en los Beatles para la banda sonora.
  • Otra mítica escena, en este caso aquella en la que la pandilla recorre la carretera con un extraño coche. Ese coche es el Durango 95, de Avis. Fue creado en 1969 y se trataba de un modelo muy bajo (de 87 cm de altura), un deportivo futurista del que se hicieron solamente tres unidades, una de ellas para el filme
  • La banda sonora, mezcla de música clásica y electrónica, está compuesta por Wendy Carlos. A través de esta aparente incoherencia, se trataba de que el espectador, una vez pasado el tiempo, recordara y asociara las escenas violentas con la música clásica.
  • Durante el tratamiento, en la primera película que visiona Alex, el primer hombre que sale es Polanski.
  • El bar Voloko es el mismo que se utilizó para Trainspotting. Se encuentra en Londres.
  • En la película abundan los símbolos fálicos: desde la serpiente en el póster, hasta los helados en la tienda de discos, el bastón de Alex o la estatua que utiliza para matar a los gatos.
  • Kubrick solicitó a Pink floyd el LP Atom Heart Mother para el filme, la banda lo rechazó.
  • Cuando Alex entra en la tienda de discos, el hombre que aparece leyendo la prensa es el propio Kubrick.
  • Cómo no, con el tiempo la película ha aparecido en numerosas obras de alguna u otra manera:
    El videojuego de Nintendo 64 Conkers Bad fur day homenajeaba la obra con un principio idéntico:

  • Los Simpsons también han querido sumarse a la obra de Kubrick en varias ocasiones:

  • Para las localizaciones del filme se utilizó un innovador sistema de software que incluía una base de datos de miles de posibles localizaciones y distintos lugares de Inglaterra.
  • Kubrick quería que la leche que había en los surtidores del Korova Milkbar fuera cambiada cada hora, ya que debido al calor de los focos se cuajaba en sus depósitos.
  • El famoso tratamiento, la denominada técnica de Ludovico del libro y su representación en la película es un tratamiento basado en el condicionamiento clásico. Consiste en parear un estímulo incondicionado (una droga que produce vómitos) con un estímulo condicionado (imágenes sexuales y de ultraviolencia) con el propósito de que a través de la repetición de dicho pareo (presentación simultánea de la droga con las imágenes) el individuo termine respondiendo a las imágenes de la misma forma en la que responde a la droga (con malestar físico). Finalmente, la presentación del estímulo condicionado, las imágenes, y lamentablemente la música asociada a ellas.
  • Lienzos, pósters, tattoos, camisetas, muñecos… La influencia de la cinta ha pasado a conformarse con el tiempo en un auténtico icono pop seguido y reverenciado por miles de fans.

  • El gran Herve Attia, al igual que hiciera con Blade Runner, llevó a cabo todo un proceso de búsqueda de las localizaciones del filme por la ciudad de Londres. Un vídeo imprescindible para los amantes de la obra:

  • Blur se inspiró en la cinta (sobre todo en el bar) para el videoclip de The Universal:

Para finalizar este pequeño post homenaje a la gran obra de Kubrick, os dejo con una fantástica recopilación de A Clockwork Orange. Seis minutos del filme acompañados por la música de quiénes estuvieron a punto de protagonizarla, los Rolling Stones.

Imágenes: Rafael Desquitado, DeviantARTist, James Edward Clark