Por lo visto Watson, la computadora más inteligente del planeta --o tan siquiera la que mejor piensa-- está cambiando su propósitio. IBM ha dado una demostración del amplio progreso que ha tenido esta computadora en los últimos meses, ahora Watson está más enfocado en aprender acerca de medicina, ya que se está preparando para empezar a hacer diagnósticos médicos.

La impresionante habilidad de Watson de entender el lenguaje neutral ha hecho que que sea un gran candidato para mejorar --y probablemente superar-- los anteriores esfuerzos que ha habido para lograr el diagnóstico automático de enfermedades. Si a esto le sumamos su gran poder y su habilidad de profundizar en el conocimiento, puede ser que esto vaya mucho más lejos que ganar concursos televisivos (lo cual ya es mucho).

Si lo vemos detenidamente, diagnosticar una enfermedad no es tan distinto de responder preguntas de trivias; se trata de tomar toda la información que se pueda de un problema --una pregunta, una persona enferma, una partida de ajedrez, etcétera-- y eliminar posibles respuestas conforme más información se tiene acerca del problema hasta tener una lista de respuestas posibles --una respuesta, un diagnóstico, un movimiento-- de las cuales se elige la que tenga más probabilidad de estar en lo correcto.

En el caso de las enfermedades hay mucho que puede entrar en la ecuación, desde los hábitos alimenticios hasta enfermedades crónicas familiares, es por eso que también el estilo de respuestas es distinto. Si hablamos de los juegos sólo se puede dar una respuesta definitiva, pero en la medicina --al estar apostando muchas veces la vida de una persona-- los resultados hablan de probabilidades. Watson se ve obligado a dar una lista de posibles diagnósticos junto con la probabilidad de que sea esa la enfermedad que aflige al paciente, incluso los diagnósticos minoritarios son tomados en cuenta.

Watson no está diseñado para sustituir a un médico sino para servir más como un apoyo, una guía de referencia. El mundo de la medicina evoluciona muy rápido, siempre hay nuevos conocimientos, técnicas de diagnóstico, medicinas y toda esta información está dispersa por todos lados, es difícil para un médico estar al tanto. Además de que muchas veces los médicos se encuentran trabajando bajo presión y en situaciones de alto estrés, por lo cual no estaría de más usar la capacidad de "raciocinio" de Watson para hacer diagnósticos más acertados.

Entre más información absorbe, Watson se vuelve más y más útil y competente en el tema. Los desarrolladores dicen estar trabajando en maneras de hacer llegar las habilidades de Watson incluso a los hospitales que no pueden pagar una computadora de unos cuantos millones de dólares --por acá Alan nos habló de cómo funciona y sus monstruosas especificaciones--, quizas por medio de aplicaciones(ya me lo imagino, ¿estás enfermo? ¡hay una app para diagnosticarte!) que puedan hacer uso de su capacidad de diagnóstico remotamente .

En fin, podemos hablar de muchas inteligencias artificiales --Multivac, Skynet, HAL-- pero una computadora que entiende el lenguaje humano y además nos puede ayudar a diagnosticar enfermedades no parece tan mala idea. Probablemente todavía falta mucho para que para que Dr. House sea sustituido por Dr. Watson, pero no por eso deja de ser sorprendente lo que los chicos de IBM han hecho.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.