Desde hace tiempo se sabe perfectamente que la SGAE, la sociedad de gestión de derechos de autor más potente de todas las que operan en España, cuenta con personal que se dedica a escudriñar Internet en busca de cualquier cosa que perjudique la imagen de la entidad y su presidente, el tan antipopular como la propia organización que preside Teddy Bautista. Pues bien, según elEconomista, la SGAE estaría intensificado dicha vigilancia a petición de Bautista.

Concretamente por un lado el presidente de la SGAE habría puesto en marcha un plan para intentar lavar la imagen de la gestora --una de las organizaciones peor valoradas por la ciudadanía-- así como la suya propia y por el otro también mandado que se vigile lo que se “cuece” en las redes sociales (especialmente en Facebook y Twitter) para principalmente impedir que se creen perfiles falsos centrados en atacar a la entidad y a Teddy Bautista.

¿Y por qué justamente ahora Bautista emprende las medidas comentadas? Pues en mi opinión la respuesta está clara; en junio se celebrarán elecciones internas en la SGAE de las que saldrá la junta directiva y Teddy, a pesar de que lleva casi 30 años en el cargo de presidente, presentará candidatura para seguir al frente de la SGAE y cuanto “más limpio” llegue uno a la disputa, más opciones de ganar (aunque de todas formas ya lo tiene todo bien atado para volver a salir elegido presidente).

Resumiendo, otra prueba más de que Teddy Baustista no se entera de nada ya que pueden vigilar y eliminar todos los perfiles que quieran que el flujo de crítica e informaciones que no les gustan no va a descender y también otra prueba de que la SGAE es una organización con estructura semimafiosa a la que lo que menos le importa es la cultura; esto va de poder y dinero, nada más.