Y España tomó por asalto a las calles. Un movimiento que desde hace tiempo venía gestándose ha alcanzado un crecimiento vertiginoso en las últimas horas. Ni la represión policiaca ha podido con el espíritu de miles y miles de ciudadanos que han decidido alzar la voz, tomar las diferentes ciudades y hacerse escuchar. En este momento, España es un país convulso que, desde todos sus rincones, pide un cambio.

Mediante Twitter, las imágenes de las #acampadas han logrado llegar a todas partes. Todos --españoles o no-- deberíamos estar impresionados por un pueblo que se manifiesta con la fuerza de un dragón de mil cabezas. Si no, basta con darle un vistazo a esta galería para percatarse de la magnitud del movimiento.

Por favor, si ven alguna de sus imágenes reproducidas en esta entrada, avísennos para darles el crédito correspondiente.