Microsoft y Toyota han presentado sus planes para llevar la nube a los vehículos del fabricante japonés haciendo uso de los sistemas Windows Azure. Ambas empresas han llegado a un acuerdo para desarrollar un servicio telemático que permitirá que los coches tengan una mayor conectividad, gran cantidad de servicios y una gestión del mismo desde la nube. Toyota Media Service Co., una de las filiales del grupo japonés, recibirá una inversión de unos 12 millones de dólares que les permitirá desarrollar estos nuevos servicios.

Estos sistemas comenzarán a estar disponibles en sus primeras versiones en el año 2012, pero el objetivo es que en el año 2015 se puedan ofrecer servicios telemáticos avanzados y asequibles a los clientes de Toyota en todo el mundo. Esta es una tecnología que está directamente ligada con los vehículos híbridos y sobre todo, con los futuros coches eléctricos que comenzarán a llegar al mercado. Aunque Toyota todavía no cuenta con un vehículo eléctrico en el mercado si es una de las más comprometidas con los llamados coches verdes y son unos de los pioneros en los híbridos.

Esta tecnología que ha sido bautizada con el nombre de Toyota Smart Center permitirá llevar nuestro vehículo a niveles de conectividad a los que hasta ahora no se ha llegado, pudiendo tener conexión directa con sus sistemas mediante nuestro smartphone e incluso pudiendo usar este sistema telemático a nuestras casas para tener un control integrado de la energía que usamos, el cual por supuesto también estará disponible para controlar la energía que usamos en nuestro vehículo.

Smart Center tendrá conectividad usando las redes utilizan los teléfonos móviles, así como otro tipo de tecnologías de la información o haciendo uso del GPS. ¿Cómo nos puede afectar un sistema como este en nuestros vehículos? Además de poder controlar de una manera mejor la energía que usamos nos permitirá hacer usos avanzados de la tecnología, por ejemplo, Akio Toyoda, presidente de Toyota en la conferencia puso un ejemplo de un escenario que se podría dar. El vehículo podrá ir indicándole la ruta mediante voz --nada nuevo, como ocurre hasta ahora con los navegadores GPS-- la única diferencia es que el itinerario no estaría basado en los datos de los que disponga el sistema (carreteras, velocidades, que determinen el camino más rápido) sino que todo se gestionaría en tiempo real en base a las condiciones del tráfico y de la meteorología.

Este es un pequeño ejemplo de lo que podría traer este sistema telemático en el que están trabajando Microsoft y Toyota, el cual evidentemente también podría traer una gran cantidad de elementos multimedia, así como aplicaciones en la nube que puedan ser controladas por los pasajeros o por el conductor mediante comandos de voz.

Para Microsoft este es un nuevo paso en el que se mete un poco más de lleno en la industria del automóvil. La empresa de Redmond está comenzando a ser muy activa en esta industria y tiene acuerdos con diversas compañías, con algunas como Nissan tiene acuerdos para desarrollar el sistema operativo de sus vehículos, acuerdo similar con el que han llegado con Ford, con quienes han desarrollado la tecnología Sync además del desarrollo del sistema que les ayudará a controlar el control de energía de sus futuros vehículos eléctricos. Y al que evidentemente tenemos que sumar este nuevo proyecto que han comenzado con Toyota y que puede jugar un papel clave en el futuro de la compañía.