De enero a marzo de 2011 la venta de ordenadores ha caído un importante 27% respecto al pasado año. Hablamos de España, pero no es ni mucho menos el único país en que se han producido semejante declive. Context informa descensos del 7.7% en Reino Unido y de hasta el 10.4% en Italia. Tan sólo Alemania y Francia han experimentado crecimiento porcentual del 12.5% y el 1.5% respectivamente.

¿Cómo se explican semejantes datos? Sencillo si analizamos por tipologías: la venta de ordenadores portátiles decrece un 5.8%, los equipos ofimáticos un 9.3% y los netbooks, que ya el otro día dábamos por muertos, un 25.6%.

Todos habréis adivinado ya qué gadgets están llevándose gran parte del pastel comercial otrora atribuíble a sistemas convencionales: las tablets han crecido un 910% y no puede evitar pensarse en la influencia del iPad, que ha conseguido revitalizar una categoría que muchos creyeron muerta de inicio.

Recoge también El País los porcentajes mundiales, mostrando cómo tras más de año y medio de crecimiento impartable, los ordenadores empiezan a quedar en segundo plano. Los datos son variables según la fuente, pero indicativos todos ellos de una tendencia preocupante para los fabricantes: Gartner habla de un descenso del 1% entre enero y marzo mientras que IDC informa de un 3.2%.

Por marcas, HP sigue líder con cerca del 18% del mercado y caídas entre el 3 y el 3.5%. Acer se mantiene en segundo lugar, aunque no exenta de preocupación por sus endémicas ventas: un 12% inferiores a las del último balance.

Lo expuesto viene a ratificar la encuesta que recogíamos el otro día. Aquella realizada por Google en la que se hablaba de un 43% de usuarios de tablets que pasan ya más tiempo con estos dispositivos que frente al ordenador.