Un día me encontraba en la esquina de Sevilla y Paseo de la Reforma en la Ciudad de México esperando mi turno como peatona para cruzar, pero claro, el semáforo no alcanzó para que todos los autos pasarán y cuando era mi turno, la calle estaba bloqueada por coches que intetaban cruzar a pesar de tener la luz roja.

La poli de tránsito les daba prioridad para poder deshogar el tráfico y un chavo en bicicleta tuvó la osadía de usar su turno para cruzar, desafíando a los autos y lo que se encontró fue con un auto blanco que no lo dejó pasar, cuando el chavo pidió que se moviera un poco para poder pasar, el carro se quedó inmóvil. El ciclista se movió hacia adelante y el carro se movió un poco para bloquearlo y comenzó a tocar el claxón. El ciclista se bajó de su bici, y cruzó por detrás del auto.

¡Qué chula nuestra carrocultura! diría un famoso crítico de la terrible sociedad mexicana.

PLANKA, la red sueca de promoción de transporte público y gratuito diría:

Una sociedad construída sobre el automovilismo no solo es un gran peligro esde el punto de vista ecológico, también fortalece la nociones actuales que llevan a una mayor segregación social y económica.

Bicitekas un grupo mexicano dedicado a la promoción de la bicicleta en la ciudad con más coches del mundo, mejor nos ofrece una recopilación de historias de ciclistas de la Ciudad de México que se enfrentan todos los días a la cultura automovilista, pedalean, colaboran, proponen, participan y reclaman el espacio común para hacer del DF una ciudad más humana.

Por mi Ciudad en Bicicleta: Experiencias de Ciclistas en la Ciudad de México es el título del nuevo libro de Ruth Pérez, que documenta 41 testimonios con fotografías, estadísticas y relatos de ciclistas urbanos que:

comparten con nosotros una gran variedad de anécdotas e historias, fruto de su diversidad. Nos hacen parte de sus sueños y preocupaciones, de sus motivaciones e inseguridades, de cómo fueron adoptando la bicicleta y renunciando al automóvil, de sus reflexiones acerca de la ciudad.

Y sí, afortundamente en la Ciudad de México la bicicleta esta pasando de ser moda a un verdadero movimiento de transformación urbana que esta logrando que mucha gente sustituya cuatro ruedas y gasolina por su trabajo físico en dos ruedas para convertir una ciudad que ofrece facilidades que son calificadas por peatones y ciclistas con un 5/10, el tiempo promedio de viaje en bicicleta es de 21 minutos , 31% de los viajes realizados tienen como destino el trabajo y 3.5% de los ciclistas tienen menos de 10 años, en un espacio más justo.

Los testimonios incluyen a grandes personalidades del ciclismo urbano como Reneé Solís de 9 años, el adorable señor Vicente Santiago de 72 años, quien se dedica a la jardinería quién cruza la ciudad desde 1967 para ir a su trabajo, Mauricio Hernández (14 años) quien además de estudiar reparte pizzas en su bici desde los 10 años y Patricia Agüero, mecánica de bicicletas especialista en detalles.

La importancia de la bicicleta como medio de aprendizaje, convivencia, creatividad además de sus implicaciones con el medio ambiente, el activismo y su relación con la discriminación, son algunos de los temas que aborda este importante documento de investigación que utiliza el relato para dar un esbozo del estado actual del transporte y las relaciones urbanas que tienen lugar en una de las ciudades más intensas del planeta y en donde la justicia en la distribución del espacio, tiene un papel determinante para su futuro.

Por mi Ciudad en Bicicleta: Experiencias de Ciclistas en la Ciudad de México se presenta el día de hoy en el Centro Cultural España y estará disponible vía Bicimensajeros, durante los paseos nocturnos de Bicitekas, por internet y en sus instalaciones en el Centro de la Ciudad de México.